¡Bienvenid@!

Tal vez usted es de aquellas personas que siendo niños -o aun de adulto- ha vivido en una familia de padres narcisistas [Ver más explicación]; o quizás es de aquellas personas que tiene o ha tenido en su vida (familia, trabajo, lugar de estudio, etc.) un encuentro o relación con un psicópata o un narcisista, un psicópata "compensado" o un sociópata violento [Ver más explicación]. Si usted intuye que es de alguna de aquellas personas, entonces ha llegado al lugar correcto.


Este blog le proveerá con información y links. Recolectaremos artículos que reflejan de mejor forma la historia y el estado del conocimiento de estos temas, así como material de investigación que esperamos sea útil en algunos asuntos que hasta ahora han permanecido en la oscuridad.


Este blog es la creación de un grupo de sobrevivientes, algunos de los cuales son profesionales en las áreas de la medicina, pero tenemos las intenciones de permanecer anónimos. No nos consideramos profesionales en psicología. Nuestra única intención es compartir nuestra investigación. Este blog no es acerca de nosotros, sino más bien, acerca de usted.


¿Es usted un sobreviviente de un encuentro o relación con un psicópata o narcisista? Está todavía esclavizado, comprometido en la lucha de vida o muerte?


Hay una salida.


Esperamos poder compartir con usted algunos de los secretos de escapar y sanar, de hacerse libres de esas características que hacen a los seres humanos normales víctimas ideales de personas con anomalías psicológicas que merodean nuestra sociedad; monstruos entre nosotros.


Una vez sabiendo lo que son, cuáles son sus debilidades y sus fortalezas, las técnicas que utilizan para paralizarle y drenarle de energía, una vez que sepa que no está loco/a y que sobre todo, no está solo/a, puede comenzar el proceso de vivir otra vez. ¡La mejor venganza es una vida buena y plenamente vivida!


Todo comienza con conocimiento; usted puede saber la Verdad, y la Verdad le hará libre.


http://psicopatia-narcisismo.blogspot.com/

NOTA IMPORTANTE: El equipo de este blog no necesariamente comparte ni promueve los puntos de vista y opiniones expresados en los artículos o comentarios publicados en este espacio. Nuestra única intención es compartir nuestra investigación y alentar a nuestros lectores a que también se informen acerca de los temas tratados, que lean sobre el tema en otras fuentes, y que busquen a un terapeuta si lo consideran necesario. Del mismo modo, nuestras opiniones no son más que eso, y rogamos no las tomen como un consejo profesional. Nada puede suplantarlo. Somos simples ciudadanos interesados en este tema, y no pretendemos tener todas las respuestas. Las estamos buscando, como muchos de ustedes. Para más información, los invitamos a leer Carta para nuestros lectores: próximos artículos

sábado, 11 de octubre de 2008

Blancanieves frente a su madrastra: el mobbing del narcisista contra su víctima



Estimados lectores: Compartiremos a continuación otro artículo interesante de Iñaki Piñuel, publicado el pasado 24 de septiembre en Vida Saludable.

Como siempre, añadimos comentarios en rojo a fin de aclarar ciertos puntos cuando lo consideramos necesario. Les aconsejamos tener en cuenta que el artículo trata principalmente de víctimas de narcisismo familiar y/o social que se han convertido a su vez en narcisistas. Por consiguiente, adoptan conductas narcisistas y dañinas, como el mobbing o acoso (frecuentemente utilizado para el acoso laboral). Pero también existen psicópatas esenciales que utilizan el mobbing como estrategia para ascender en la escalera social y destruir a quienes puedan, sin sentir en ningún momento empatía, culpa, inseguridad, miedo y el resto de las características que leerán a continuación.

...siga leyendo, haciendo click en el título...


Resulta admirable verificar como el cuento es capaz de relatar los antecedentes habituales de todas las situaciones de acoso. El antecedente de todo mobbing es paradójicamente una relación entre acosador y víctima neutral o incluso positiva.

La pretensión de presentar el mobbing como la derivación final de un conflicto no es ni por mucho la de la mayoría de los casos. El carácter incausado del acoso despista enormemente a las víctimas y sitúa al que acosa en una perspectiva que le proporciona una ventaja estratégica esencial que luego explota decisivamente en el proceso de destrucción que inicia.

Esa situación previa neutral o aparentemente de ausencia de conflicto, sin embargo contiene un potencial de riesgo que el cuento desvela.

El cuento ofrece las características previas, no de las víctimas (que es donde no se pueden encontrar nunca; y por ello son vanos los intentos de buscar una especie de perfil previo de las víctimas) sino de la acosadora. La madrastra según nos informa el cuento es efectivamente una persona vanidosa. Alguien que se mira constantemente en un espejo para saberse hermosa. Alguien que se compara. Por tanto no necesita solo sentirse hermosa sino la única que lo es en su entorno. Esta resulta ser una descripción casi técnica de lo que los psicólogos denominamos una personalidad narcisista. Lo que mi colega la psicoanalista francesa Marie France Hirigoyen denomina un “perverso narcisista.”

La madrastra no es más que una falsa madre. Alguien que en apariencia aprecia, pero en realidad no quiere en absoluto a Blancanieves. Su narcisismo muy pronto la va a situar en una posición de rivalidad respecto a Blancanieves. La envidia y los celos, elementos centrales en todos los procesos de acoso psicológico, convertirán a Blancanieves en objetivo o target del acoso. Se convierte a la víctima inocente de toda causa para serlo, en una rival a batir o en un obstáculo a eliminar para poder mantener la ficción básica de la que vive todo narcisista que se precie: la ficción de su carácter único e inigualable.

La persecución contra todas las Blancanieves de este mundo suele ser decretada desde el momento preciso en que éstas restan, (a menudo sin saberlo y menos aun pretenderlo) el protagonismo o el carácter único de las madrastras. Este proceso de indiferenciación de las víctimas respecto a sus agresores resulta esencial para entender el núcleo central de todos los procesos de acoso.

En la medida en que la víctima se acerca al status real o ficticio que el agresor pretende tener o mantener respecto a ella, esta comienza a ser percibida como amenazante.

En la vida real vivimos en una sociedad que técnicamente nos convierte a todos en potenciales narcisistas, esto es, en personas que reivindican y pretenden para sí mismas en exclusiva un carácter único e inigualable como fuente de la satisfacción y del bienestar psicológico interno.

La falta de autoestima de la mayoría de niños, jóvenes y adultos es algo que va incluido en una programación social dominante que condena a todos desde pequeños a ingresar en el infierno de la comparación con los demás y al intento de que estos no nos igualen y aun menos nos superen. Una sociedad llena de personas tan individualistas como competitivas es el resultado de la rivalidad y de la exacerbación de la envidia propia del narcisismo compartido a escala universal.

A medida que el discípulo se acerca al maestro, la hijastra a la madrastra, el subordinado al jefe , la esposa al esposo, crece la indiferenciación y por lo tanto se incrementa la probabilidad de que se desencadene el proceso que va a convertir a los primeros en el blanco de la animadversión y del intento de eliminación de los segundos.

Obsérvese el modo genial con que el cuento de Blancanieves relata un proceso central en el desencadenamiento de todo mobbing contra alguien: el sufrimiento psíquico de un narcisista que procede de la sistemática comparación con todos cuantos otros individuos pululan a su alrededor.

La madrastra que se mira en su espejo mágico busca en los demás el espejo que requiere para que le devuelva una imagen inmejorable que pretende reflejar para cubrir y compensar exteriormente su baja autoestima.

Esto se aplica si hablamos de narcisistas productos de traumas y de condicionamientos sociales. En el caso del psicópata, no podríamos hablar de una baja autoestima, ya que realmente se siente superior. Lo único que le hace sentir miedo es el hecho de que SE SABE diferente al resto de la gente, y teme ser descubierto.


Es así como se manifiestan ante el mundo entero como hipersensibles a toda crítica, a todo cuestionamiento por parte de quienes los rodean. Como todos los narcisistas busca la adulación, el peloteo, la coba fina... Pero cuanto más halagos reciben peor se sienten pues no llegan jamás a compensar la fuente de su malestar que no es sino los sentimientos profundos de inadecuación que les corroen por dentro.

Véase nuestro comentario anterior. Las víctimas de narcisismo familiar y social que se convierten a su vez en narcisistas, sufren dicho malestar. Los psicópatas no. Simplemente disfrutan y explotan los halagos.


Algo que las víctimas de mobbing perciben una y otra vez como un rasgo o característica central de sus acosadores es que estos se hallan continuamente pendientes del espejo social, de quedar bien, especialmente ante los superiores, de epatar a los demás, de obnubilarlos con sus palabras o la falsa seguridad que proyectan. Todo con tal que se les devuelva la ración cotidiana de droga que reclaman sus pobres yoes disminuidos.

La crisis típica que desencadena el proceso victimario se precipita tanto en el cuento como en la realidad de los casos de mobbing en el preciso momento en que la madrastra (el acosador) cae en la cuenta de que hay alguien cerca que le puede hacer sombra. Es decir alguien que ha crecido, ha hecho las cosas bien, ha sido felicitado, ha obtenido un buen resultado... Alguien cuya mera presencia (simplemente el estar ahi, ser quien es, ser como es) le garantiza un rosario sin fin de miseria emocional.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Creo haber leido en alguna parte que los psicópatas mejoran con el tiempo, a partir de los 50 más o menos, entendiendo que se hacen menos dañinos no sé si por la edad o no.
Es verdad esto, el declive físico que se sufre con la edad los hace menos peligrosos o por el contrario al poseer más experiencia vital son más peligrosos?
Gracias

Chu 楚林 dijo...

Hola:

Muy buena pregunta. En efecto, los psicópatas parecen "mejorar" después de los 46-50 años. Sin embargo, eso no significa que exista una cura milagrosa. Lo que disminuye es principalmente su grado de violencia, ya sea por cansancio, por falta de libido, porque han alcanzado una posición lo suficientemente alta y no les interesa seguir escalando, o porque simplemente pasan a tener demasiada "competencia" (por ejemplo, en el ámbito laboral o las relaciones amorosas, será muchos más difícil que un psicópata de 60 años esté en condiciones de competir con un joven de 30). Pero no podemos hacer generalizaciones al respecto. Muchos psicópatas continúan siendo muy perversos y exitosos hasta sus últimos días.

He aquí dos citas extraídas de artículos sobre psicopatía, que profundizan en lo que acabo de escribir.

[CITA]

¿Qué es un psicópata

[...]

No se puede entender a los psicópatas en términos de retroceso o de desarrollo antisocial. Son simplemente individuos depravados moralmente que representan a los "monstruos" en nuestra sociedad. Son depredadores infrenables e imposibles de tratar en quienes la violencia es planeada, decidida y carente de emociones. Esta violencia continúa hasta que alcanza un tope alrededor de los 50 años, y luego disminuye. [FIN DE LA CITA]

La segunda corresponde a un estudio realizado con aves, en el cual se analizaron ciertos rasgos psicopáticos:

[CITA]

Neurobiología del psicópata

[...]

La teoría sociobiológica predice que el comportamiento "estafador", y por lo tanto los síntomas sociopáticos, deberían ocurrir en el período reproductivo (por lo tanto desvalorizando las crías nuevas y valorando las futuras), y disminuir con la edad avanzada (cuando la capacidad para competir es baja). [FIN DE LA CITA]

En cuanto a la idea de que se vuelvan más peligrosos con la edad, también creemos que es posible en ciertos casos. Quizás no en su aspecto seductor, pero sí puede ocurrir en carreras políticas, puestos altos en una empresa, y sobre todo en la violencia verbal y física o el abuso sexual infantil. Es un tema muy interesante, y continuaremos investigándolo. Agradeceríamos si algunos de ustedes tuvieran experiencias para compartir al respecto.

Muchos saludos y gracias por tu aporte.

Augusta dijo...

Hola, resulta muy interesante y alarmante, ya que como leì por ahí esto parece convertirse en un cancer.. en verdad no quiero ver moros con tranchetes por todas partes pero lo que voy a narrar va a parecer que mi vida està cuajada de psicòpatas y narcisistas, pero es la cruel realidad.
Esto es independiente de mi historia personal, sin embargo està muy cerca y espero me den algunos tips para poder proteger a mi hijx, es muy pequeñx y dulce, tiene 8 años... hace mas o menos 6 meses fuè a la casa de un amiguitx que es desde el jardìn de infantes su mejor amigx ..estuvo una par de horas, se bañaron en la tina y yo no estaba...luego me contò que el padre de su amiguitx le habìa tocado... me describiò lo que sucediò detenidamente mientras yo me contenìa para no ir a matar al desgraciado.. afortunadamente no le hizo daño a mi niñx, y afortunadamente mi hijx me tuvo la confianza.. el tipejo obviamente le dijo que no me comentara nada para que yo le dejara seguir llendo a su casa a jugar con su hijx... yo no denunciè pues como dije anteriormente,-en este y en muchos paìses- serìa una pèrdida de tiempo y serìa exponer a mi niñx para que al final no hagan nada por falta de pruebas.
Yo soy maestra en el mismo colegio al que asisten mi hijx y su amiguitx e incluso les doy clases un par de horas a la semana por lo que me he dado cuenta de algunas cosas que tambièn otras madres me han hecho ver: esta pequeña personita de apenas 8 años (hijx del pedòfilo) es una manipuladora, hace sentir mal y se aprovecha de los mas dèbiles e impopulares.. les pide cosas, los hace menos,como una especie de bullying... incluso a mi niñx le hizo llorar una vez en el jardìn de infantes cuando le dijo que si le hablaba a fulanitx se olvidara de su amistad... ahora en la primaria sigue su manipulaciòn y lo peor es que lxs otrxs profesores no se dan cuenta pues pone su carita de àngel o de no entender de lo que le están hablando...hoy hablè con el grupo en general, pidièndoles que no abusaran de los demàs y que se respetaran... esta personita es muy competitiva y tiene un promedio muy alto, pero este bimestre mi hijx sacò el primer lugar y sin proponèrselo... me preocupa que esta personita quiera lastimar a mi hijx, que le vea como una amenaza,por aquello que lei de Blanca Nieves.. tampoco vaya a ser que otrxs profesores piensen que yo quiero que mi hijx sea nùmero uno y que le echo tierra a la otra personita.. asì que no he comentado nada, sòlo les he dicho a las otras madres que hablen de lo que sus hijxs perciben. Finalmente mi preocupaciòn es tambièn por esta pobre personita, ¿serà que su padre està abusando de su propix hijx? es su padre un pedòfilo solamente o tambièn un psicòpata? (o estas dos cosas van siempre juntas?) la pequeña personita està realmente acosando a lxs mas dèbiles de su clase? la cominicaciòn que existe entre mis hijxs y yo me hace descansar un poco pero... que puedo hacer? denunciar al padre realmente servirà de algo..? si no tengo pruebas no se puede hacer gran cosa y si se pudiera temo por el bienestar de esta pequeña personita que dependen de este desgraciado, que para colmo es tambièn un profesor de universidad...
espero no agobiarles. gracias de antemano.

Chu 楚林 dijo...

Hola Augusta:

Tu caso es extremadamente delicado, y no estamos capacitados para darte el mejor consejo. Lo que haríamos en tu caso sería:

1- Dejar en claro que no quieres que tu hijx vaya a la casa de su amiguitx. Así, el padre sabrá por qué.

2- No denunciarlo, ya que no tienes pruebas. Y aunque es tristísimo, la justicia por lo general prefiere confiar más el el adulto psicópata que el el niño. Para más información, te recomiendo leer Predadores: pederastas, violadores, y otros delincuentes sexuales. Quiénes son, cómo podemos protegernos a nosotros mismos y a nuestros hijos.

3- Sería bueno que compartieras algunos de los artículos que has estado leyendo con colegas de confianza. O que propusieras que la escuela contrate a un especialista para dar charlas sobre la violencia y el abuso inflantil, adaptadas al nivel de los niños y de los maestros.

4- Deberás tener mucho cuidado con esta personita hija del pedófilo. En primer lugar, porque no puedes saber si se trata de una patología hereditaria (sí, existen los niños psicópatas) o de un mecanismo de defensa por lo que vive en su casa. Puedes llamarle la atención cada vez que haga algo incorrecto, pero deberás hacerlo con cariño, dejando tus propias emociones de lado.

5- Puedes hablar mucho con tu hijx, y explicarle que en este mundo hay personas que disfrutan de herir a los demás, y que tiene que aprender a cuidarse. Pero siempre diciéndole que vas a estar ahí para él/ella, y que no tiene nada que temer. Es importantísimo que un niño se sienta libre de poder hablar de estos temas con sus padres sin temer un castigo, o que no le crean, y que pueda sentrise protegido. Tienen que entender por sobre todas las cosas que el abuso no es normal, y mucho menos su culpa.

Espero que te sirva y que puedas obtener la ayuda que estás buscando. Mucha suerte.

Augusta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Augusta dijo...

muchas gracias y felices fiestas a todxs.

Anónimo dijo...

Gracias por este artículo, que he encontrado por casualidad ,buscando las 50 preguntas para el autodiagnóstico,pues en otra entrada que hice yo hablaba de que me "explotó en la cara, pues no pensé que la gente se fuera a creer lo que mi hermano contaba", aquí a Blancanieves también le eexplota, de parecida manera que a mí, pero he de decir que mi hermano iba contandole también a todo el mundo que el era muy amigo mio ¿?, nunca lo fuimos, jamás le conté confidencias como hacía con mis amigas, sólo era mi hermano.
Gracia, Lima

Anónimo dijo...

No se si 'mejoran' con la edad. Yo me he relacionado con uno desde sus 53 años a los 59. Lo que si les mejora es conocer mejor a la victima. En mi caso el ha sido asquerosa-mente guapo, embaucador, mentiroso. Y ahora con sus recién cumplidos 60 años, sigue siendo igual de egoísta. Solo que tiene que usar alguna táctica diferente porque los huesos envejecen. Y este seguirá igual hasta el final; Viviendo de las mujeres, siendo admirado y envidiado por otros hombres por su 'descaro' al tratar con la gente. Este tipo de gente no puede tener una depresión real, solo se desilusionan cuando la victima huye.Lo que pasa que si una huye, ya van a por la otra. Son seres que nunca nos dejaran del todo. Pueden aparecer al cabo de años...si te sacaron antes, volverán a intentarlo cuando tengan necesidad. Les gusta mantener el contacto para cuando puedas servirles de utilidad. La edad no les mengua la maldad, sino que la aumenta. 'Mas sabe el diablo por viejo que por diablo',es algo que comprendo mejor ahora

Anónimo dijo...

Hay otro escrito de Iñaki Piñuel también sobre Blancanieves y que titula EL REMALTRATO CONTRA LAS VÍCTIMAS:
El cuento nos advierte también del proceso continuado que garantiza el eterno retorno del proceso victimario contra Blancanieves u otras que representen el mismo potencial de amenaza que ella en el entorno de los mismos acosadores. La madrastra vuelve una y otra vez a encontrar que las diferencias entre ella y las demás Blancanieves que existen en su entorno se van atenuando. Le lleva a ello su narcisimo.

La reina vuelve a preguntar al espejo:
“- ¿Quién es ahora la más bella?
- Sigue siendo Blancanieves, que ahora vive en el bosque en la casa de los enanitos…”

No importa lo lejos que la víctima haya sido expulsada, esta sigue siendo allá donde se encuentre un potencial de amenaza para el hostigador. Es necesario acabar con ella como sea.

Esto sí que me preocupa, porque creo que es verdad. Entonces...¿nunca se debe hacer frente a el maltrato? ¿hay que seguir escondido toda la vida? ¿ganan siempre?

Anónimo dijo...

Me parece increíble, estar escribiendo esto.
Soy hija de una psicópata,y he sido inconsciente de ello hasta hace unos días. Tengo 50 años y a los 40 entre en crisis, lo había conseguido todo y me sentía tremendamente infeliz. Tenía éxito y era reconocida en mi profesión. Tenía un marido " bueno", tres hijos y dos perros. Una envidiable posición económica. Pero cuando escuchaba música lloraba, tenía ansiedad y comencé a tener síntomas de depresión.
Llevo 10 años despertando. Es cierto, es como las capas de la cebolla, cada vez descubres una verdad sobre tu vida de la que no eras consciente. Llevo 10 años leyendo compulsivamente sobre autoayuda, he hecho yoga, reiki, constelaciones familiares, cienciología, grupo 12 pasos, de todo...
Pensaba que mi infancia era especial y afortunada, que me habían querido más que a la mayoría de los niños. Pensaba que mi marido me quería incondicionalmente y que era bueno aunque tenía una incapacidad emocional....Todo negación de la realidad.
Resumiendo me he separado hace dos años y en este momento de mi búsqueda y curación personal puedo decir, que mi madre y probablemente mi abuela eran unas psicópatas destructivas. Que mi marido con el que he estado 17 años es otro psicópata de libro. Que mis tres hijos tienen graves daños psicológicos. Que yo dedico la mayor parte de mi vida a mi curación y que lo voy a conseguir, y que voy a intentar ayudar a mis hijos, cuando sea su momento, aunque por ahora he de protegerme de las conductas abusivas de los dos mayores.
He tardado 40 años en ver alguna señal de que mi infancia no fue de color de rosa como yo creía. Diez años después puedo decir que mi madre es una psicópata, que tiene Alzheimer, que la quiero y que soy la única de sus tres hijos que se ha hecho cargo de ella. Una de mis dificultades en identificarla fue que efectivamente a partir de mi adolescencia, su poder destructivo fué disminuyendo para conmigo. Ella tenía entonces algo más de 50 años. Yo me rebelé y empecé a tener éxito en la vida. Ella se centró en mi padre, que acabó, ludópata, con una depresión crónica, tabaquismo y enfermo del corazón y moralmente deshecho y totalmente codependiente de ella. Tenía tanto miedo, que solía decir que lo único que pedía era no morir antes que su mujer.
Yo me hice una jovencita guapa, inteligente, y muy cariñosa. Tuve varios novios, buenos y maravillosos que me aburrieron y comencé a buscar el "auténtico amor" en relaciones intensas y destructivas. A los 31 años, después de varios fracasos y con mucho miedo, me dejé querer por un hombre por el que no sentía ninguna atracción, pero que me escuchaba, me daba cariño, atención sin fin y me hacía la vida amable y divertida. Le pedí que se casara conmigo. Poco después de casados se convirtió en otra persona, fría, distante, triste, amargada. Yo me refugié en mis hijos, que me daban toda la felicidad y el amor que necesitaba. Pero a pesar de esto el día a día se hacía difícil. Yo me engañaba, justificaba mi realidad,,,,,no quería romper mi fantasía que quería mantener a toda costa.
Ahora veo los abusos que permití, el maltrato emocional y psicológico que sufrí en mi persona y consentí en mis hijos sobre todo en el mayor.

Anónimo dijo...

Mi fantasía cayó por su propio peso, me he divorciado, estoy en recuperacion de mi adicción a las relaciones destructivas y trabajo intensamente para recuperarme con el fin de poder ayudar a mis hijos cuando llegue su momento y salgan de la manipulación de su padre, a que puedan ver la realidad de su infancia, desarrollen su autoestima y su fuerza interior y no vivan una vida de ignoracia, negación y abusos como he vivido yo.
Estoy segura que voy a aprender a amar de verdad sin necesitar y que mi vida adquirirá un nuevo significado a través del amor y la ayuda a mis semejantes.
De momento me conformo con ayudarme a mi misma, con aprender a quererme, a cuidarme, a escucharme, a protegerme y aprender a buscar la felicidad en mi interior, independientemente de las circusntancias.
Muchas gracias por todos los comentarios que he leído que me ayudan a identificar mi enfermedad de familia disfuncional y codependencia. Mi curación me impedirá volver a caer bajo la influencia de un psicópata destructivo.
En la actualidad voy a terapia de familia con mi hija menor, estoy en un programa de recuperación de los 12 pasos de adultos-niños y de adictos a las relaciones destructivas y estudio cienciologia.
¡Mucho ánimo a todos¡

Zion PoBox dijo...

Hace 8 años que tengo una relacion con un perverso narcisista al principio éramos solo amigos luego me enamoré de su forma de ser, cuando parcía que la relación por fin se iba a dar me dijo que era gay en realida no es que sea o gay o hetero solo busca personas que lo adoren para destruirlas te confunde todo en él es confuso y contradictorio. Yo creo que se descuidó soltó demasiado tiempo y yme cansé porque ni me hablaba y si lo buscaba terminaba el contacto de manera violenta y cuando le dejaba de hablar comenzaba a llamar y cortar a mi casa o a hacerse pasar por otras personas o merodear por fin casi de casualidad hice una amiga a quien le conté mi historia ella me dijo yo creo que ese tipo es un perverso eso me abrió la mente como hacía un par de semanas que no hablábamos ni nada yo había empezado una terapia de autocuracion consciente sobre como amarse a uno mismo y creo que la combinacion de estar un poco en paz y de tener otra forma de ver las cosas atraves de un tercero a quien yo me animo a contarle como fueron las cosas hace que de con un artículo sobre los perversos narcisistas Y yo que pensaba que estaba locaaaa! Pero no nada era de mi imaginación todo era verdad este artículo lo retrataba por completo. Sus contradicciones, su amor odio, sus mentiras todo lo reflejaba la manera que tiene de poner a todo el mundo en tu contra se ponía en víctima siempre soy yo la mala, me pidio que no lo contacte más y ahí empecé a escapar el creía que no iba a poder cumplir pero me mantuve lejos cuando pasó un mes se dio cuenta de que podía realmente hacerlo... Estar lejos e él entonces empezó una fase demoníaca en la que estoy ahora se mete en mi trabajo me espía controla mis horarios tengo miedo que me haga daño al meterse con mi medio d eingresos tengo menos clientes no sé cuando es él o cuando se hace pasar por un cliente para perjudicarme entonces rehuso atender a algunas personas pero manda a terceros ypara sacar información a ver por donde entrarme porque no le contresto el teléfono ni el celu ni nada. Estoy paranoica temo mucho de él y me siento asfixiada como no le permití vivr en mi casa porque tengo un niño discapacitado se mudó a un edificio de distancia el mío, e incluso trabaja en a misma cuadra donde yo vivo tengo que tener cuidado de entrar o salir de mi edificio, me da miedo atender el teléfono y encima como aún le quiero tengo que controlarme para no buscarle porque sé que será más de lo mismo. Creo que la manera de salir es además del 0 contacto es reforzarse a una misma de que él no nos hará daño salir sin miedo pero como se hace pue el miedo es real existe. Mi pegunta es son capaces de lastimarte físicamente a ti o a alguien cercano a ti? Encima sigo teniendo necesidad de verlo de hablar con él aunque ne fuerzo a no hacerlo, parece que lo presintiera porque en esas veces no aparece y cuando estoy más fuerte que siente el desapego empiezan los hostigamientos. Cómo le haces para salir de esto?

Zion PoBox dijo...

Hola Por Favor podrían publicar una guía de como defenderse o de como hacer para salir del hostigamiento y que no nos de miedo, y de como tratarlos en caso de que no nos quede otra de tener un diálogo
Gracias!

Anónimo dijo...



¿Qué tan frecuente es que una madre sea perversa narcisista? y ¿cuales serían las características de una relación entre madre Perversa Narcisista y un hijo(a)?

Gracias

Anónimo dijo...

Increible lo que he leido, es ASI, MI MADRE es así.
siempre que he "sufrido" uno de sus ataques o desplantes... he entrado en vuestra página y he sentido mucho alivio, de verdad.
Agradezco todo lo que publicais, que me abre los ojos y el corazón también para darme cuenta que "no estoy chiflada", sino que es cierto que Ella me "busca las cosquillas" por decirlo de una manera "suave", es como una "manía" obsesiva que tiene de "dejarme mal", por debajo...
Vamos que le caigo mal,pensé que a una Madre no puede caerle mal su propia hija, en mi caso, si es así, le caigo mal, y además como conseguí "liberarme" de su yugo y de su radio de influencia .... me tiene más manía e intenta dejarme mal siempre delante de mi marido. Mi marido a veces flipa. No da crédito. pero es lo que hay.