¡Bienvenid@!

Tal vez usted es de aquellas personas que siendo niños -o aun de adulto- ha vivido en una familia de padres narcisistas [Ver más explicación]; o quizás es de aquellas personas que tiene o ha tenido en su vida (familia, trabajo, lugar de estudio, etc.) un encuentro o relación con un psicópata o un narcisista, un psicópata "compensado" o un sociópata violento [Ver más explicación]. Si usted intuye que es de alguna de aquellas personas, entonces ha llegado al lugar correcto.


Este blog le proveerá con información y links. Recolectaremos artículos que reflejan de mejor forma la historia y el estado del conocimiento de estos temas, así como material de investigación que esperamos sea útil en algunos asuntos que hasta ahora han permanecido en la oscuridad.


Este blog es la creación de un grupo de sobrevivientes, algunos de los cuales son profesionales en las áreas de la medicina, pero tenemos las intenciones de permanecer anónimos. No nos consideramos profesionales en psicología. Nuestra única intención es compartir nuestra investigación. Este blog no es acerca de nosotros, sino más bien, acerca de usted.


¿Es usted un sobreviviente de un encuentro o relación con un psicópata o narcisista? Está todavía esclavizado, comprometido en la lucha de vida o muerte?


Hay una salida.


Esperamos poder compartir con usted algunos de los secretos de escapar y sanar, de hacerse libres de esas características que hacen a los seres humanos normales víctimas ideales de personas con anomalías psicológicas que merodean nuestra sociedad; monstruos entre nosotros.


Una vez sabiendo lo que son, cuáles son sus debilidades y sus fortalezas, las técnicas que utilizan para paralizarle y drenarle de energía, una vez que sepa que no está loco/a y que sobre todo, no está solo/a, puede comenzar el proceso de vivir otra vez. ¡La mejor venganza es una vida buena y plenamente vivida!


Todo comienza con conocimiento; usted puede saber la Verdad, y la Verdad le hará libre.


http://psicopatia-narcisismo.blogspot.com/

NOTA IMPORTANTE: El equipo de este blog no necesariamente comparte ni promueve los puntos de vista y opiniones expresados en los artículos o comentarios publicados en este espacio. Nuestra única intención es compartir nuestra investigación y alentar a nuestros lectores a que también se informen acerca de los temas tratados, que lean sobre el tema en otras fuentes, y que busquen a un terapeuta si lo consideran necesario. Del mismo modo, nuestras opiniones no son más que eso, y rogamos no las tomen como un consejo profesional. Nada puede suplantarlo. Somos simples ciudadanos interesados en este tema, y no pretendemos tener todas las respuestas. Las estamos buscando, como muchos de ustedes. Para más información, los invitamos a leer Carta para nuestros lectores: próximos artículos

lunes, 7 de abril de 2008

Narciso, Narcisismo y el Modelo de la Familia Narcisista

Stephanie Donaldson-Pressman, Robert M. Pressman
Narciso, Narcisismo y el Modelo de la Familia Narcisista
El Modelo de la Familia Narcisista - Capítulo 1
La Familia Narcisista - Diagnóstico y Tratamiento
Editorial: Jossey-Bass


Este texto es acerca de los individuos criados en familias narcisistas. No es acerca de aquellos que sufren del desorden de la personalidad narcisista. Aunque es posible que uno de los padres (o ambos) en un sistema narcisista tenga éste u otro desorden, es poco probable; por lo general los desordenes de la personalidad en el grueso de la población no son tan comunes, y casos de desórdenes de la personalidad narcisista, mientras que parecen ir en aumento, todavía constituyen un porcentaje minúsculo de la población terapéutica. (1)

Usamos el término, narcisista en nuestro modelo de tratamiento más en el sentido clínico que en el descriptivo. En este caso nuestra marca de narcisismo es descendiente de Ovidio, pero relacionada con Freud también. El narcisismo quiere decir estar absorto en si mismo, padecer una carencia de consideración y/o preocupación, una cierta superficialidad, preocupación por apariencias externas, falta de profundidad, distanciamiento -desgana de acercarse mucho o dar mucho. Cualquiera o todas estas descripciones, en distintos grados y con una distinta frecuencia, pueden ser utilizadas para describir al sistema parental de una familia narcisista. Aunque estos términos pueden ser usados en la descripción del desorden de la personalidad narcisista, sólo son la punta del iceberg. Cuando un ignorante usa el término narcisista de en una forma peyorativa – como en “Esa pequeña imbécil narcisista! En todo lo que piensa es en ella misma!” - en realidad está transponiendo narcisismo con solipsismo: la creencia o visión de que todo lo que existe, puede ser conocido o tiene importancia es en uno mismo. Tal vez sería más adecuado decir, “Esa pequeña imbécil solipsista!”

...siga leyendo haciendo un click en el título...


No vamos a categorizar a los individuos provenientes de familias narcisistas como “narcisistas patológicos”; (2) sin embargo, la definición del sistema en sí tiene paralelos con el marco psicoanalítico que define al narcisismo. En algunos puntos de la discusión de este modelo, se cita a la teoría psicoanalítica; existe, de hecho, mucho qué ganar con el entendimiento de la evolución psicoanalítica de la teoría del narcisismo, y hemos incluido una breve reseña del desarrollo de la teoría (desde Freud pasando por Kernberg y Kohut) en el Apéndice A. Nuestra referencia a la teoría psicoanalítica viene de la apreciación por las bases históricas del modelo de la familia narcisista, así como del estudio y trabajo previo hecho por otros que contribuyen para el mejor entendimiento de nuestra teoría.

Reconocemos que el desorden de la personalidad narcisista, sin embargo, es una condición seria, a menudo debilitante y excesivamente dolorosa que es extremadamente difícil de tratar. (3) Los primeros precursores de la teoría psicoanalítica, con excepción de Heinz Kohut, han por largo tiempo considerado al psicoanálisis como el tratamiento a seguir para un desorden así. Aún dentro de ese entorno, hay grandes desacuerdos concernientes a la eficacia y al enfoque de los distintos métodos de tratamiento. (4) A medida que nuestro texto se desarrolle, el lector podrá ver que, por muchas razones, no respaldamos el psicoanálisis como medio para el tratamiento de los desordenes de los individuos criados en familias narcisistas.

Narciso y Narcisismo


Para referenciar al desorden que etiquetamos como narcisismo de una manera significativa, debemos de regresar al recuento de Ovidio sobre el mito:

Me consumo en amor propio; tanto mantengo las llamas como las sufro. ¿Qué debo hacer? ¿Debo ser cortejado o cortejar? ¿Por qué cortejar del todo? Lo que deseo, lo tengo; tengo en abundancia lo mismo que mi deseo suplica de mi (5)

En esta versión del mito, Narciso era el producto de una violación. Su madre, Liriope, una dama de las aguas, fue violada en un arroyo y casi ahogada. Cuando Liriope le pregunta a un profeta acerca de lo que el futuro le guarda a su hijo, y si llegará a vivir una edad avanzada, el profeta responde, “Si nunca llega a conocerse a si mismo” (6). Narciso, aunque hermoso físicamente y deseado por muchos (de ambos sexos), permanece
indiferente. Es amado y admirado, especialmente de manera trágica por Eco, pero no ama ni admira en correspondencia. Al final, por supuesto, encuentra un objeto digno de su amor – su propio reflejo en el agua. Entonces llega a “conocerse a si mismo”, lo cual resulta en su misma muerte. Lo que queda es una hermosa flor blanca (el Narciso) que florece a la orilla del lago perpetuamente reflejado en sus aguas.

Hay muchos elementos en este mito que han sido considerados para estudios y modelos psicológicos (incluyendo el nuestro): la historia de Narciso simbólicamente incluye los peligros de la belleza física, el lago como espejo, la violación, el amor propio, la auto-estima sesgada, el amor homosexual, el amor perverso, el rol de la empatía, el agua como fuente de vida/muerte y el auto-conocimiento como muerte. La parte de Eco se usa para representar a la personalidad reactiva, al distorsionado sentido del ser y la falta de auto-conocimiento como muerte.

Tal vez más que cualquier otro personaje mitológico, Narciso ha fascinado a estudiosos del comportamiento humano por la dramatización de dualidades caracterológicas como: pasión/frialdad, distanciamiento/absorción, realidad/ilusión, percepción/hecho, unidad/separación, sujeto/objeto y demandar/rechazar amor. Como Chessick apunta hábilmente, el término personalidad narcisista ha sido usada “con una variedad impresionante de significados, yendo desde la perversión sexual a la concentración de intereses psicológicos en uno mismo” (7). Y ahí reside el problema.

Narcisismo Renacido


Havelock Ellis fue el primer estudiante de psicología en incorporar el mito de Narciso al cuerpo de la literatura psicológica. En “Auto-Erotismo: Un Estudio Psicológico” (1898), publicado al final del siglo diecinueve, describió la suplantación de la manifestación sexual externa por una tendencia “Narcisista en apariencia” interna de auto-erotismo, actividad a menudo durante el sueño. Ligó la tendencia hacia el placer sexual individual como de carácter totalitario y perverso.(8) Durante el mismo periodo, Paul Nacke describió la actitud de quien trata a su cuerpo como un objeto sexual, tocándose y acariciándose como principal desfogue a sus deseos sexuales; el término Narcismu (Narcisismu) fue dado a conocer para describir esta actividad como una perversión sexual.(9).

Freud usó por primera vez el término narcisístico en 1910 como nota a pié de página en el previamente escrito Tres Ensayos sobre la Teoría de la Sexualidad.(10) Y mientras que fue Rank (1911) quien publicó el primer estudio psicoanalítico sobre el tema, fue en “Sobre Narcisismo: Una Introducción” que Freud estableció el concepto y terminología de lo que sería un eje central de su teoría de desarrollo.(11) También movió al estudio del narcisismo lejos de la perversión sexual, escribiendo que “una asignación del libido merecedora de ser descrita como narcisismo tal vez se encuentre presente de manera mucho mas extensa, y eso tal vez ocupe un lugar en el curso normal del desarrollo de la sexualidad humana” (itálicas agregadas)(12).

Tanto Freud como Mahler observaron al narcisismo como solución a un conflicto, moviendo al infante lejos del narcisismo “primario” (saludable), donde el niño conoce (ama) solo a su persona, hacia una exitosa transferencia de amor por un objeto (usualmente la madre). (13) Donde no ocurra esta progresión natural, o donde un trauma force al niño que ha logrado exitosamente la transición, entonces resulta la patología que llamamos narcisismo o desorden de la personalidad narcisista.

El Modelo de la Familia Narcisista

Aunque nuestro paradigma se encuentra en paralelo con el narcisismo clínico, el nombre es derivado de la relación de Eco y Narciso, y está mas relacionado con Eco que con Narciso. En vez de Modelo de la Familia Narcisista, pudimos haberlo llamado el modelo centrado alrededor de los padres, o aún el modelo Eco – pero hay una relación, para la mayoría de nosotros, con la palabra narcisismo que es descriptivamente significativa y comunicadora. Yendo más lejos, hay una indudable conexión con la teoría psicoanalítica, particularmente ejemplificada por las teorías de desarrollo de Freud y Mahler. (15) Nuestro modelo es ciertamente acerca del sistema parental que, por alguna razón, puede reflejarse sólo a si mismo y sus propias necesidades (Narciso), y acerca del niño que sólo existe para los padres al grado que cumpla o rechace cumplir esas necesidades (Eco). En un sentido estricto este modelo no trata al narcisismo patológico, sino del sistema de relaciones o interacciones que cargan con cualidades que asociamos comúnmente con el narcisismo: absorberse en si mismo, desapegos, falta de empatía, el ponerse (al sistema parental) primero, una exagerada necesidad de validación y preocupación con la apariencia externa por encima de una interna sustancial.

Las teorías no florecieron, estallando, como Atena de la frente de Zeus. Los orígenes del término familia narcisista son tanto históricos como sociológicos. Hay referencias a lo largo de este libro de las variantes de Ovidio y de Freud del narcisismo para ilustrar ciertos puntos o conceptos. Hay muchas referencias al concepto de enfermedad mental para dar continuidad. Podemos ver las tendencias de un individuo hacia el auto-centralismo y grandiosidad desde la perspectiva tradicional de las relaciones-objeto y expedir un diagnóstico de desorden de personalidad narcisista, o podemos asumir la perspectiva de que hay un grado de narcisismo saludable que contribuye a la auto-protección, auto-aserción y creatividad. Para citar a Sheldon Bach:
Pero esa misma centralidad que crea problemas en las relaciones-objeto tal vez sea necesaria para la capacidad excepcional creativa, y ¿quién es para decir si la grandiosidad y las fantasías de poder podrían parecer patológicas únicamente cuando no acompaña el éxito en el mundo?

Aparentemente, tales distinciones no siempre son fáciles de hacer, y no podemos necesariamente asumir que un narcisista saludable se vuelve favorito de los dioses mientras que uno enfermo se vuelve un paciente. (16)

Para ilustrar nuestra posición de que la enfermedad mental depende grandemente de quien la observa – es por eso que el enfoque de este modelo se establece de acuerdo a la manera como las personas se relacionan, no en su patología – quisiéramos compartir una joya sacada de La Máscara de la Cordura de Cleckley.
Un millonario, notorio por sus excentricidades, tenía un hermano mayor más balanceado quien, en numerosas ocasiones, ejerció una fuerte presión para ponerlo bajo cuidado psiquiátrico. Al recibir noticia de que este hermano mas sabio había sido abandonado inmediatamente después de la noche nupcial por una famosa dama del teatro (con quien había entablado una fuerte suma de dinero) y que la novia, durante el episodio pseudo-matrimonial, había estado obstinadamente vistiendo medias, el más joven apresuró a enviar este sucinto e incontestable telegrama: ¿QUIÉN ESTÁ LOCO AHORA?(17)

Una Nuevo Marco de Referencia

Al hablar del sistema familiar narcisista, no estamos describiendo a individuos con desórdenes crónicos. En su lugar estamos hablando de un nuevo marco para (1) buscar la manera para que las personas aprendan a interactuar con sus familias de origen, (2) analizar las consecuencias durante la edad adulta de los patrones e interacciones en la edad infantil, y (3) organizar estrategias para manejar esas consecuencias durante la terapia. Así, para el paciente que necesita saber “¿Quién está loco ahora?” nosotros respondemos que nadie, o todos; ¿cuál es la diferencia? Este modelo no es sobre patología, es sobre aceptación (Vea el Capítulo Cuatro) – aceptación de la realidad del pasado, y las posibilidades para un cambio productivo en el presente.

Referencias


1. American Psychiatric Association, Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders. 3era Ed. Revisada. (Washington, DC: American Psychiatric Association, 1987).
2. Sigmund Freud, "On Narcissism: An Introduction," in The Standard Edition of the Complete Psychological Works of Sigmund Freud, vol.14, editado y traducido por James Strachey (1914; reimpresión, Londres: Hogarth Press, 1953-1974).
3. American Psychiatric Association, op. cit.
4. Salman Akhtar, Broken Structures: Severe Personality Disorders and their Treatment (Northvale, NJ: Jason Aronson, 1992); Richard D. Chessick, Psychology of the Self and the Treatment of Narcissism (Northvale, NJ: Jason Aronson, 1985); Ouo Kernberg, Borderline Conditions and Pathological Narcissism (New York: Jason Aronson, 1975). References. 163
5. avid, Metamorphoses, traducido por Frank Justin Miller (1916; reimpresión, Cambridge, MA: Harvard University Press, 1936), p. 157.
6. Ibid., p. 149.
7. Chessick, op. cit., p. 5.
8. Havelock Ellis, "Auto-Erotism, a Psychological Study," St. Louis Alienist and Neurologist 19 (Abril 1898), referenciado por Jeffrey Berman, Narcissism and the Novel (New York: New York University Press, 1990).
9. Paul Nacke, citado por Elizabeth Wright, ed., Feminism and Psychoanalysis: A Critical Dictionary (Oxford, UK: Blackwell Publishers, 1992), p. 271.
10. Sigmund Freud, "Three Essays on the Theory of Sexuality" (1905), Edición Estándar, vol. 7 (ver nota 2).
11. Otto Rank, The Double, edited and translated by Harry Tucker, Jr. (1914; reimpresión, New York: New American Library, 1979); Freud, "On Narcissism."
12. Freud, "On Narcissism," p. 73.
13. Ibid.; Margaret S. Mahler, Fred Pine, and Anni Bergman, The Psychological Birth of the Human Infant (New York: Basic Books, 1975).
14. MargardS. Mahler, On Human Symbiosis and the Vicissitudes of Individuation (New York: International Universities Press, 1968).
15. Sigmund Freud, The Standard Edition of the Complete Psychological Works of Sigmund Freud, 24 vols., editado y traducido por James Strachey (London: Hogarth Press, 1953-1974); Mahler, Pine, and Bergman, op. cit.
16. Sheldon Bach, Narcissistic States and the Therapeutic Process (Northvale, NJ: Jason Aronson,1985), p. xi.4
17. Hervey M. Cleckley,The Mask of Sanity (London: C. V. Mosby Co., 1976).

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola a todos:
He conocido este foro por un amigo y me he sentido reconocido en muchas cosas que he leido.
Mi caso es el siguiente:
Desde que me casé con mi mujer, mi madre, de fuerte carácter no acepta a mi mujer.Todo a ido desde un punto de sutilezas hasta una discriminación total de mi familia (mujer e hija) hasta el punto de ser un hijo de segunda con respecto a mis hermanos. La situación me está haciendo mucho daño. ¿Qué me recomiendan?

Anónimo dijo...

Desconozco los detalles de tu caso y no soy el más experto para contestarte pero entiendo que varios conceptos deben estar claros:
1 Tu familia ahora son tu mujer y tus hijos. Te debes a ellos.
2 Si tu madre no se comporta de un modo empático contigo deberías asumirlo y seguir adelante. No todos los padres tienen un comportamiento como debieran.

Intenta que te afecte lo menos posible.

Anónimo dijo...

MIS DIABOLICAS HERMANAS NARCISISTAS
Muchas gracias por su información refrescante y liberadora. Apreciaría leer opiniones eruditas acerca de mi caso de abuso narcisista. Que pensar? Que hacer? Estos son los puntos culminantes:
(a) Como hija menor de mi familia (hija #4) yo pensé que el lugar de mi inocencia era cariñoso y digno de confianza. Nada me había preparado para hacer frente en mi edad adulta (cerca de 25) a una obscura conspiración que mi hermana mayor #1 comenzó contra mí cuando nuestro padre falleció siendo yo de 9 años de edad. Otra hermana que me antecedía, la #3, celosa de mi advenimiento a la familia, se le unió en la conspiración y continúa sus manipulaciones abusivas hasta la fecha presente con la bendición de la mayor. La hermana #2 también se les unió.
(b) Mis hermanas me excluyeron de la mayoría de herencia paterna que comprendía tierras de ganado y labrantío, e inmensos campos ricos en petróleo. En su lugar, me asignaron un inquilinato de tugurio infestado de ratas y cucarachas, habitado por 5 ó 6 arrendatarios indigentes quienes compartían un baño destartalado. (Años mas tarde el inquilinato fue demolido por ordenanza pública, y el mísero producto lo usé para ayudar a pagar el cuidado de nuestra madre afectada del cáncer).
(c) Mi familia me dejó crecer ignorante de mi desheredamiento y no evitó que yo atendiera la escuela de leyes para salvar “nuestra” fortuna del apetito de compañías explotadoras de petróleo. Aprendí demasiado tarde que mi selección de carrera había sido un ejercicio en futilidad, ya que no tenía derecho a los pozos petroleros. Ellas, sin mover un dedo, dejaron que un decreto del gobierno expropiara los subsuelos petroleros.
(d) Para encubrir su conspiración y su frustración, mis hermanas me acusaron de haberles “robado” el tugurio arriba mencionado, y a mis espaldas convencieron de ello a quienes nos rodeaban. Sus acusaciones falsas y clamor de venganza continúan contra mí hasta el presente.
(e) Desde años atrás, la hermana #3 (más de diez años mayor que yo,) me usó como su chaperona personal privándome de libertad para socialización o diversión apropiada para mi corta edad, culpando injustamente a nuestra cultura Hispana.
(f) Esta hermana #3 hizo divorciar a mamá llevándosela a vivir donde se alojaba un joven predador sexual. Se iban a bailar dejándome sola con éste monstruo. La hermana #2, se ensañó en acosarme y enrostrarme a diario la violación que me ocurrió, llamándome apelativos inmorales a espaldas de mamá. Mamá les creía sus mentiras y falló en protegerme. Mi hermano, ya casado, trató de defenderme al menos de las difamaciones pero él murió relativamente joven.
(g) Yo he sido quien vive cerca de nuestra madre (ahora de 98 años) y ha velado por sus intereses, pero las hermanas dicen en forma blasfema que es Dios quien directamente baja a cuidar de ella. Nunca me lo han agradecido.
(h) Recientemente descubrí que el dinero que he ayudado a ahorrar a mamá fue tomado por su hija preferida, la egomaníaca #3, así como todos sus documentos.
(i) Me distancié de las hermanas pero a esta fecha ellas no han parado su maligna insidia contra mí, desacreditándome y enajenándome de la familia materna, y robándome mis amistades (que después de todo no valían como tales). Valga anotar que el narcisismo corre en las venas femeninas de la familia: mi madre me cuenta memorias tristes del narcisismo agresivo de mi abuela materna. Su propia hermana mayor era una narcisista. Solo con mirar viejas fotografías, se pueden ver la pose napoleónica y el dedo acusador de la narcisista. Su lengua, cuchilla cortante, era temida en sociedad, y su flirteo, temido por las esposas. Yo, cuando niña, fui testigo de muchas humillaciones infligidas a mamá y a su familia.
(j) Mi pobre madre parece destinada a ser oprimida y parece disfrutar siendo victimizada, ahora financieramente por la hermana #3 quien ha reconocido y manipulado esa debilidad en su favor. Esta hermana #3 se adueñó de dineros donados por nuestra madre, producto de la venta de sus propiedades de finca raíz (segundo desheredamiento), y usa esos dineros para perpetuar su sadismo narcisista.
(k) Esta historia tiene muchas más ramificaciones… como para una novela, pero para acabar explicaré que yo descubrí esta trama narcisista de mis hermanas hasta ahora a la edad de 58, lo cual me hace sentir ingenua y tonta. Me alivia saber que no soy la única, y que muchas personas inteligentes y educadas han sido tramadas por narcisistas. La hermana #3, tiene el respaldo de su prestante, adinerado, y educado esposo, a quien tiene enceguecido con sus decepciones y quien la adora ciegamente. El, involuntariamente ha fortalecido la decepción narcisista y dificultado mis intentos Mi lucha para que la verdad y la justicia prevalezcan es similar a darse golpes en la cabeza contra una pared de piedra!
ANOMIMA #4

navegante dijo...

Estimada Anónima #4, lo que nos dices es muy doloroso y pensamos que este espacio es muy limitado para aconsejarte y guiarte. No eres ninguna ingenua o tonta, hasta los mismos profesionales son tomados por las tramas de personas patológicas.

Te recomendamos de leer el material disponible y lecturas recomendadas que ayudan a validar tus sentimientos y asegúrate de tener ayuda profesional adecuada, alguien que te pueda guiar y con quien puedas confiar en persona.

Nunca es tarde para vivir bien, vivir bien es la mejor venganza.

Anónimo dijo...

Hola a todos!
Conozco a un hombre de 37 años que, por lo que he podido leer en este blog, es un psicópata.
Sin embargo, he creído comprender que existen diferencias entre psicópata y sociópata, y la verdad, no se en cual de los dos incluírle a él.
Este hombre fue mi pareja durante año y medio. Es una persona que consumía drogas y alcohol y tenía enormes deudas acumuladas.
Me hizo creer, a los pocos meses de conocerle, que nunca había conocido a nadie como yo y que yo sería la madre de sus hijos. Era realmente encantador. Yo tengo 6 años más que él y ahora mismo me siento estúpida,porque me creí todo lo que me decía.
Con estas promesas, me convenció para que le avalara con mi casa sus deudas, cosa que hice sin pensármelo dos veces, porque estaba loca por él.
El caso es que durante nuestra relación,él no cumplió su parte del trato que consistía en dejar drogas y alcohol. Supe después de nuestra ruptura que, además había comprado los servicios de prostitutas denominadas "dominatrices".
Un mes antes de echarme de su vida, conoció a otra mujer, y a los tres meses se casó con ella.
A mi me dejó sin ningún tipo de contemplaciones, llegando incluso a culparme a mí de todos sus males y negándose a poner remedio a la situación económica en la que me veo envuelta por haberle avalado.
Su madre fue una gran colaboradora, ya que le encubrió en todo momento, mintiéndome y negándome la verdad, y eso que vivíamos con ella.
El caso es que él dice estar muy enamorado de su mujer. Nadie entiende porque se casó con ella, ya que no tiene grandes bienes materiales que ofrecerle, pero todos piensan que él busca algo, que no es normal esta prisa por casarse.
Yo me pregunto: ¿podría ser que se haya enamorado tanto de ella que estuvo dispuesto a dejar todos sus vicios y empezar una nueva vida ó simplemente está repitiendo conductas anteriores para conseguir algo?
No entiendo nada. Durante nuestra relación di por él todo y mucho más, y, sin embargo, eligió a otra a la que apenas conocía.
Tengo entendido que los sociópatas, al contratio que los psicópatas, sí pueden rehabilitarse.
¿Ustedes piensan que ha podido cambiar radicalmente en tan solo 4 meses? Ellos sólo llevan unos pocos de días casados.
gracias por darme sus puntos de vista.
Un saludo

Anónimo dijo...

Tengo un "compañero"(ODJ)que tiene las caracteristicas narcisisticas manipuladoras vividoras(chupasangra) hacia mi involucrando a los demas , este no solo a utilizado conceptos psicopatologicos a su favor sino en favor hacia los demas. El problema con esto es que me he enterado que tales caracteristicas psicopatologicas son valoradas en el tiempo actual y es por tal motivo que tal persona ha operado sin mi conocimiento al repecto con concecuencias.

Anónimo dijo...

Cuando mi padre murio quedamos mi madre mi hermana mayor y yo que habia vivido hasta ahora en una nube tan feliz que jamas pude imaginar que ellas dos se comvirtieran en las brujas mas horribles que ni en mis peores pesadillas hubiera creido

Anónimo dijo...

Cuando mi padre murio quedamos mi madre mi hermana y yo hasta ese momento todo era maravilloso mi padre me adoraba y yo a el y de pronto el infierno fue visto ante mis ojos y ya no se ha ido jamas y se que no se ira nunca
y

Anónimo dijo...

Es muy duro