¡Bienvenid@!

Tal vez usted es de aquellas personas que siendo niños -o aun de adulto- ha vivido en una familia de padres narcisistas [Ver más explicación]; o quizás es de aquellas personas que tiene o ha tenido en su vida (familia, trabajo, lugar de estudio, etc.) un encuentro o relación con un psicópata o un narcisista, un psicópata "compensado" o un sociópata violento [Ver más explicación]. Si usted intuye que es de alguna de aquellas personas, entonces ha llegado al lugar correcto.


Este blog le proveerá con información y links. Recolectaremos artículos que reflejan de mejor forma la historia y el estado del conocimiento de estos temas, así como material de investigación que esperamos sea útil en algunos asuntos que hasta ahora han permanecido en la oscuridad.


Este blog es la creación de un grupo de sobrevivientes, algunos de los cuales son profesionales en las áreas de la medicina, pero tenemos las intenciones de permanecer anónimos. No nos consideramos profesionales en psicología. Nuestra única intención es compartir nuestra investigación. Este blog no es acerca de nosotros, sino más bien, acerca de usted.


¿Es usted un sobreviviente de un encuentro o relación con un psicópata o narcisista? Está todavía esclavizado, comprometido en la lucha de vida o muerte?


Hay una salida.


Esperamos poder compartir con usted algunos de los secretos de escapar y sanar, de hacerse libres de esas características que hacen a los seres humanos normales víctimas ideales de personas con anomalías psicológicas que merodean nuestra sociedad; monstruos entre nosotros.


Una vez sabiendo lo que son, cuáles son sus debilidades y sus fortalezas, las técnicas que utilizan para paralizarle y drenarle de energía, una vez que sepa que no está loco/a y que sobre todo, no está solo/a, puede comenzar el proceso de vivir otra vez. ¡La mejor venganza es una vida buena y plenamente vivida!


Todo comienza con conocimiento; usted puede saber la Verdad, y la Verdad le hará libre.


http://psicopatia-narcisismo.blogspot.com/

NOTA IMPORTANTE: El equipo de este blog no necesariamente comparte ni promueve los puntos de vista y opiniones expresados en los artículos o comentarios publicados en este espacio. Nuestra única intención es compartir nuestra investigación y alentar a nuestros lectores a que también se informen acerca de los temas tratados, que lean sobre el tema en otras fuentes, y que busquen a un terapeuta si lo consideran necesario. Del mismo modo, nuestras opiniones no son más que eso, y rogamos no las tomen como un consejo profesional. Nada puede suplantarlo. Somos simples ciudadanos interesados en este tema, y no pretendemos tener todas las respuestas. Las estamos buscando, como muchos de ustedes. Para más información, los invitamos a leer Carta para nuestros lectores: próximos artículos

domingo, 30 de diciembre de 2007

Empatía: ¿Podría ser lo que le falta a usted?

Un psicoterapeuta de Washington sugiere cómo saberlo… y cómo tratar los síntomas

Por Douglas LaBier
Washington Post
Martes 25 de diciembre, 2007

Usted puede no haberse percatado, pero un gran número de personas sufren de DDE.

No, no está leyendo un error de imprenta de DDA o DE. El acrónimo significa desorden de deficiencia de empatía.

Ni lo va a encontrar enlistado en el Manual Estadístico y de Diagnóstico de Desórdenes Mentales de la Asociación Americana de Psiquiatría, aunque el tomo se ha estado expandiendo a medida que variaciones normales de estado de ánimo y temperamento se han definido cada vez más como desórdenes. Tengo dudas de añadir uno más. Pero éste es real.

Basado en mis 35 años de experiencia como psicoterapeuta, psicólogo de los negocios e investigador, he llegado a la conclusión de que el DDE es una condición pervasiva pero ignorada con profundas consecuencias para la salud mental de individuos y de nuestra sociedad. La gente que sufre de DDE son incapaces de salir de sí mismos y sintonizarse con lo que otra gente experimenta. Esto lo hace una fuente de conflictos personales, de fracasos de comunicación en relaciones íntimas, y de las actitudes de adversidad – incluso odio – entre grupos de gente con diferentes creencias, tradiciones o estilos de vida.


...siga leyendo haciendo un click en el título...
Tomen como ejemplo al hombre que me informó que su esposa se quejaba de que él no pasaba suficiente tiempo con sus hijos, que ella llevaba la mayor parte de la carga a pesar de tener una carrera propia. “Sí, veo su punto,” dice en una voz neutral, “pero necesito tiempo para mis actividades deportivas los fines de semana. No voy a renunciar a ellas. Y en la noche estoy cansado, no quiero hacer nada”. A medida que continuamos hablando, me quedó claro que era incapaz de experimentar lo que el mundo de su esposa era para ella.

O el ejecutivo computacional que estaba orgulloso de tener una vida familiar estable, y luego me dijo casualmente que, a pesar de que creía en la amenaza ambiental del calentamiento global, no le importaba en lo absoluto. “Yo ya no voy a estar aquí cuando Nueva York esté bajo el agua,” dijo. Y cuando le pregunté si le importaba cómo le afectaría a sus hijos y nietos, contestó con una sonrisa: “Oye, ese es su problema.”

O la mujer que trabaja en la industria financiera que me dijo que le es indiferente cómo se sienten los musulmanes americanos: “Creo que son todos terroristas,” dijo, “y nos querrían matar a todos, de cualquier modo.”

Estos pueden sonar como ejemplos extremos, pero escucho variaciones de estos temas todo el tiempo. Al criar este tipo de aislamiento emocional, el DDE es particularmente peligroso en el mundo global, cada vez más interconectado, de hoy. Juega un papel en modos tanto pequeños como grandes: En relaciones íntimas con problemas, cuando la pareja se enfrasca en posiciones adversas; y en la guerra entre grupos con diferentes creencias, como los palestinos e israelíes enfrascados en una dinámica mortal.

Sintiendo el dolor de otros

A diferencia de la simpatía – que refleja el entendimiento de la situación de otra persona, pero visto a través de los lentes de uno mismo – la empatía es lo que usted siente cuando entra en el mundo interno de otra persona. Sin abandonar su propia perspectiva, usted experimenta las emociones, conflictos y aspiraciones de otro. Ese tipo de conexión construye relaciones saludables – una parte esencial de la salud mental.

El DDE se desarrolla cuando la gente se enfoca demasiado en adquirir poder, estatus o deinero para sí mismos a expensas de desarrollar esas relaciones saludables. Casi a diario escuchamos o leemos acerca de gente que se ha descarrilado en la búsqueda de dinero y reconocimiento y acaba en rehabilitación o tras las rejas. Pero mucha de la gente que veo, ya sean pacientes de terapia o clientes de carrera y negocios, luchan con sus propias versiones de lo mismo. Han perdido acceso a sus propios corazones e identifican lo que tienen con quienes son.

El resultado neto es que no reconocemos que somos todos uno, entrelazados. Sólo nos vemos a nosotros mismos. A veces invito a la gente a pensar de este modo: Cuando se corta un dedo, usted no dice, “Ese es el problema de mi dedo, no el mío”; ni hace un análisis de costo-beneficio antes de decidir tomar acción.

Usted responde inmediatamente porque siente el dolor.

¿Qué es tan gracioso?

La investigación reciente muestra que la capacidad de sentir lo que otra persona siente está formada en el cerebro por lo que se llaman neuronas de espejo. Imágenes de resonancia magnética funcional (IRMF) mostraron que las regiones del cerebro involucradas tanto en sensaciones emocionales y físicas se encienden en alguien que observa o se vuelve consciente del dolor o angustia de otra persona. De modo similar, la investigación muestra que el comportamiento altruista enciende los centros de placer del cerebro usualmente asociados con la comida o el sexo.

Del mismo modo en que usted puede desarrollar el DDE por demasiada auto-absorción, también puede superar el DDE reentrenando a su cerebro para aprovechar lo que se conoce como neuroplasticidad. Investigación similar muestra que a medida que reenfoca sus pensamientos, sentimientos y comportamiento en la dirección deseada, las regiones cerebrales asociadas con ellas son reforzadas. Más aún, cambiar su actividad cerebral reenforza los cambios que está haciendo a su pensamiento. El resultado es un círculo de reenforzamiento entre sus actitudes conscientes, su comportamiento y su actividad cerebral.

Al enfocarse en desarrollar empatía, usted puede profundizar su entendimiento y aceptación de cómo y por qué la gente hace lo que hace y cómo puede construir respeto hacia otros. Esto no significa que está ignorando las diferencias que tiene con otras personas ni dejándolas que se aprovechen de usted. Más bien, la empatía le da una base más fuerte y sabia para resolver conflictos y evita reacciones egoístas y automáticas para superar diferencias.

Lo pone a usted en un estado mental en que las palabras de la canción de Elvis Costello resuenan: “¿Qué Es Tan Chistoso Acerca de la Paz, el Amor y el Entendimiento?”

Douglas LaBier dirige el Centro para Desarrollo de Adultos en el Distrito

Comentario: Hay que tener en cuenta hasta qué grado el DDE se trata del producto de crecer en una sociedad cuyos estándares están establecidos por personas patológicas. Además este artículo podría ser una escusa para los psicópatas si asumimos que todos los individuos a quienes les falta empatía sufren de DDE. Los ejemplos dados de personas en posiciones de poder o autoridad suenan como si fueran psicópatas y no personas que sufren de un "desorden".

18 comentarios:

VanHelsing dijo...

Se dice muy a menudo, para definir al psicópata, que éste es incapaz de "ponerse en el lugar del otro". Mi experiencia me dice que, por el contrario, el psicópata es un experto en ponerse en el lugar del otro, y es esto precisamente lo que lo convierte en un elemento tan peligroso. El psicópata conoce a la perfección las inquietudes, los miedos y las esperanzas o ilusiones de sus víctimas mejor incluso que ellas mismas. Como que esos son precisamente sus puntos débiles, los huecos por los que él (o ella, no nos engañemos) puede deslizar sigilosamente su anzuelo. La diferencia entre el manipulador (eso es a fin de cuentas un psicópata) y el manipulado es que aquel utiliza su empatía (entendida ésta como capacidad para ponerse en el lugar del otro) como una herramienta de control. Mientras que el manipulado se deja arrastrar por su empatía hasta el punto de plegarse a las exigencias (declaradas o no) del otro renunciando a su autonomía, el manipulador bucea en la personalidad de su víctima buscando sus "debilidades". Siempre hay un momento en que la víctima desesperada emite el consabido ruego: "Ponte en mi lugar!". Su ingenuidad no le deja ver que eso es justamente lo que mejor hace el psicópata. El psicópata se pone en tu lugar, sí, pero solamente para arrebatártelo.

Anónimo dijo...

Tu apreciación es absolutamente correcta. Por eso lo peor que le puede pasar a un psicopata es que la zanahoria que pone delante ya no sea eficaz. En ese momento está desarmado ya que la capacidad de manipular disminuye espectacularmente y se queda sin el principal recurso que tiene que es la buena fé de la gente de la que se nutre.
De ahí lo interesante de esta página en la que ayuda como primer paso a identificar a una persona cuyo "ARTE DE CAMUFLAJE" está muy desarrollado.

navegante dijo...

Gracias por el comentario y es muy importante tener esto en mente: ¡Todo un "arte de camuflaje"! Hasta los mejores expertos del tema fueron timados por personas que ellos sabían que eran psicópatas.

Anónimo dijo...

yo viví un romance muy intenso con un narcisista, solíamos ver películas en las tardes frías... y él lloraba a menudo con las escenas más conmovedoras... parecía sentirse identificado con el conflicto de otros... de hecho, lloraba con mucha facilidad,... era espontáneo... parecía que realmente le dolía el dolor de los demás. Cuando recuerdo este tipo de conductas, llego incluso a sentirme culpable por pensar tan mal de él,... por creerlo un sociópata. Pero en el fondo sé que lo es.

Anónimo dijo...

Hola a todos. Yo conozco un individuo que parece responder al perfil del psicópata de bajo nivel funcional, bastante infantil como persona para su edad ( cuarenta y un años) e incapaz de una vida adulta. Suele venirse abajo cuando se le planta cara con la coacción policial y judicial -y de una forma muy notoria- pero recurre constantemente a las drogas para "superar" sus etapas de frustración y resulta terriblemente hiperactivo en sus ataques. De una naturaleza muy pueril, pero no por ello ausentes de violencia. Parece anclado en la adolescencia y es alcohólico ( el padre lo es, y lo maltrató en la infancia). Sospecho que es bisexual y que tiene un conflicto interior a tal respecto. Pues el padre, del que depende económicamente, es bastante homófobo. Su mayor interés parece ser el de presumir de "virilidad" ( según su propio concepto) ante todos mediante un estúpido comportamiento infantil, pero agresivo, de arrogarse derechos de todo tipo. Normalmente sobre cosas banales tales como el turno entre varias personas en la fila o cola de un supermercado. Sus agresiones se limitan a cobardes acciones tales como puntapiés, escupitajos y puñetazos por la espalda. Eso sí, con bastante fuerza y en momentos bien seleccionados para que no existan testigos.
La cuestión es que, salvo que se le vaya la mano algún dia ( cosa nada improbable) está bastante lejos de ser un sujeto con la habilidad necesaria como para planificar acciones complejas. Pero es terriblemente repetitivo y molesto. Sus padres hace tiempo que claudicaron e incluso intentan librarle de los problemas judiciales porque tienen miedo a que la agresividad del hijo recaiga sobre ellos.

Chu 楚林 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Chu 楚林 dijo...

Hola:

Gracias por tu comentario. Muy interesante.

He aquí la lista original de Cleckley de lo síntomas de un psicópata, que tal vez pueda interesarte:

1. Un encanto superficial considerable y una inteligencia promedio o por encima de la media.

2. La ausencia de ilusiones y otros signos de pensamiento irracional

3. La ausencia de ansiedad u otros síntomas “neuróticos”. Une equilibrio considerable, tranquilidad, y facilidad de palabra.

4. La inconstancia. Desatiende sus obligaciones sin sentido alguno de responsabilidad, en asuntos de pequeña o de gran envergadura

5. La falsedad y la falta de sinceridad.

6. Un comportamiento antisocial que es inadecuadamente motivado y mal planeado, pareciendo provenir de una impulsividad inexplicable.
7. Un comportamiento antisocial inadecuadamente motivado.

8. Un mal juicio y problemas para aprender de las experiencias.

9. Un egocentrismo patológico. Un auto-centrismo total y la incapacidad de amar realmente y de formar lazos.

10. Una carencia generalizada de emociones profundas y duraderas.

11. La falta de real perspicacia, la incapacidad de verse a sí mismo como otros lo hacen.

12. La ingratitud hacia cualquier consideración especial, de bondad o de confianza.

13. Una conducta fantástica y objetable, después de beber y a veces aún cuando no esté bebiendo (vulgaridad, ordinariez, cambios rápidos de ánimo, bromas).

14. Ningún historial de verdaderos intentos de suicidio.

15. Una vida sexual impersonal, trivial y mal integrada.

16. El fracaso en tener un plan de vida y en vivir de una manera ordenada, a menos que promueva la auto-derrota.


Y otra lista similar, de Robert Hare:

1. MUCHA LABIA y ENCANTO SUPERFICIAL –- una tendencia a ser suaves, enganchadores, encantadores, hábiles, con facilidad verbal. El encanto psicopático no es en absoluto tímido, prudente, ni con miedo de decir algo. Un psicópata nunca enmudece. Por ejemplo, se han liberado de la convención social de hablar por turnos.

2. AUTOESTIMA OSTENTOSA -- una visión extremadamente alta de sus propias capacidades y de lo que valen; seguros de sí mismos, testarudos, engreidos, jactanciosos. Los psicópatas son personas arrogantes que se creen seres superiores.

3. NECESIDAD DE ESTÍMULOS o PROPENSIÓN AL ABURRIMIENTO -- una necesidad excesiva de estímulos nuevos, emocionantes y apasionantes, corriendo así riesgos. Los psicópatas a menudo tienen una baja autodisciplina para completar tareas porque se aburren fácilmente. No consiguen conservar el mismo trabajo durante más de un cierto tiempo o, por ejemplo, no terminan tareas que consideran embotadoras o rutinarias.

4. MENTIRAS PATOLÓGICAS -- moderadas o altas. De forma moderada serán perspicaces, mañosos, astutos, y listos; en la forma extrema, serán engañosos, secretos, inescrupulosos, manipuladores, y deshonestos.

5. ENGAÑO Y MANIPULACIÓN -- el uso de engaño para hacer trampa, estafar o defraudar a otros para su ganancia personal; distinguiéndose del punto 4, en cuanto a que aquí la explotación y la crueldad insensible están presentes, reflejando una carencia de preocupación por los sentimientos y sufrimiento de sus víctimas.

6. CARENCIA DE REMORDIMIENTO O CULPA -- una falta de sentimientos o preocupación por las pérdidas, dolor y sufrimiento de las víctimas. Tienden a ser indiferentes, desapasionados, fríos, y faltos de empatía. Este punto es por lo general demostrado por su desdén hacia las víctimas.

7. AFECTO SUPERFICIAL -- una pobreza emocional, o una gama limitada de emociones profundas; frialdad interpersonal, a pesar de dar señales de ser abiertamente gregarios.

8. INSENSIBILIDAD Y CARENCIA DE EMPATÍA -- una carencia de sentimientos hacia la gente en general; es frío, despectivo, desconsiderado, y sin tacto.

9. UN ESTILO DE VIDA PARASITARIO -- una dependencia financiera intencional, manipuladora, egoísta, y explotadora de otros, como se refleja en una carencia de motivación, en poca autodisciplina, y en la inhabilidad de asumir responsabilidades.

10. CONTROL POBRE DEL COMPORTAMIENTO -- expresiones de irritabilidad, molestia, impaciencia, amenazas, agresión, y abuso verbal; control inadecuado de su cólera y carácter; actúa sin pensar.

11. COMPORTAMIENTO SEXUAL PROMISCUO -- una serie de relaciones breves, superficiales, y una selección indiscriminada de compañeros sexuales; varias relaciones mantenidas simultáneamente; un historial de tentativas de imponerse sexualmente a otros, o una muestra de gran orgullo relatando sus proezas sexuales o conquistas.

12. PROBLEMAS CONDUCTUALES TEMPRANOS –- una variedad de problemas de comportamiento antes de los 13 años, incluyendo mentir, robar, hacer trampas, estar involucrado en actos de vandalismo, abusar de otros, tener una actividad sexual, prender fuegos intencionalmente, aspirar pegamento, hacer uso de alcohol, y escapar de casa.

13. UNA FALTA DE OBJETIVOS REALISTAS Y A LARGO PLAZO – una inhabilidad o fracaso permanentes en desarrollar y ejecutar planes y objetivos a largo plazo. Una existencia nómada, sin objetivo, careciendo de dirección en la vida.

14. IMPULSIVIDAD –- comportamientos no premeditados recurrentes y faltos de reflexión o planificación; inhabilidad de resistir a la tentación, frustraciones, e impulsos; una falta de reflexión sobre las consecuencias de sus acciones; es temerario, precipitado, imprevisible, errático, e imprudente.

15. IRRESPONSABILIDAD -- fracaso repetido en realizar o cumplir con obligaciones y compromisos, como por ejemplo no pagar cuentas o préstamos, realizar trabajos sin cuidado, ausentándose o llegando tarde a trabajar, dejando de cumplir con acuerdos contractuales.

16. FRACASO EN ACEPTAR LA RESPONSABILIDAD DE SUS PROPIAS ACCIONES –- fracaso en aceptar la responsabilidad de sus acciones, que se refleja en una toma conciencia baja, en la ausencia de escrúpulos, en la manipulación, la negación de su responsabilidad, y en un esfuerzo para manipular a otros a través de esta negación.

17. MUCHAS RELACIONES MATRIMONIALES A CORTO PLAZO -- no se compromete en relaciones de largo plazo, lo que se refleja en compromisos inconsistentes, informales, y no fiables, incluyendo el matrimonial.

18. DELINCUENCIA JUVENIL -- problemas de comportamiento entre los 13 y 18 años; sobre todo en conductas que son delitos o que implican claramente aspectos de antagonismo, explotación, agresión, manipulación, o una insensibilidad despiadada.

19. REVOCACIÓN DE LIBERTAD CONDICIONADA -- una revocación de un periodo de prueba u otra libertad condicional debido a violaciones técnicas, como por ejemplo el descuido, poco tino, o el dejar de presentarse cuando lo llaman.

20. VERSATILIDAD CRIMINAL -- una gran diversidad de tipos de ofensas criminales, sin importar si la persona ha sido detenida o condenada por su culpa; mostrando un gran orgullo al salir indemne.

De: Una Obsesión Americana... el Psicópata – (An American Obsession… the Psychopath)

Rosabb dijo...

Hola.
Acabo de leer el comentario del 19 de Septiembre. Anónimo.

Llevo 25 años con un narcisista, con casi todas las características que ustedes reflejan (menos en el tema sexual). Su lema es :"por la pena entra la peste", y no muestra ningún sentimiento de lástima o caridad hacia ningún ser vivo.
Tuve un aborto espontáneo que me causo muchísima pena. Cuando me iban a meter al quirófano llorando amargamente, este hombre no cambió el ademán. Cuando al final de mi embarazo último hubo un momento en que temimos por la vida de mi niña, y yo también estaba destrozada, el dijo: "Bueno, si está viva ha sido una tontería preocuparse, y si está muerta, pues también, no se puede hacer nada."
Y luego, con cada película de cine, se siente como "identificado" con el héroe, y llora !incluso solloza!cuando le pasa algo, o cuando hace algo especialmente emocionante o heróico.
Y yo, al lado. ¿Alguien puede imaginar como me siento?
La última vez se pegó una panzada a llorar cuando estropearon a WALL-E.
¿Alguien puede decirme qué pasa? Gracias.

Chu 楚林 dijo...

No todos poseemos la capacidad de sentir empatía. En algunos nunca estuvo presente, y en otros simplemente se apagó con el correr de los años.

El psicólogo Robert Hare cuenta en uno de sus libros que una vez presentó uno de sus estudios frente a un grupo de profesionales. Se trataba de imágenes cerebrales de psicópatas. El experimento consistía en mostrarles diferentes fotos. Un auto chocado, un niño quemado y muerto en la guerra, un montón de basura, una niña llorando, etc. En una persona con empatía, se activan diferentes zonas del cerebro según los sentimientos que evoquen las fotografías. En los psicópatas la reacción era tan distinta y carente de emociones que el equipo de profesionales no le creyó al propio Hare, y le respondió que esos no podían ser cerebros humanos. ¡Que se trataba seguramente de simios!

Creo que esa anégdota nos explica mucho. Para más ejemplos, pueden leer: Más allá de la locura

Teniendo esto en mente, si estamos frente a personas que NO PUEDEN amar, ¿qué más les podemos pedir? Es como pedirle a un discapacitado que corra una maratón. O como si un ratón le pidiera a un gato que dejara de ser gato y lo tratara con amor...

Anónimo dijo...

Completamente de acuerdo con VanHelsing, son expertos en usurpar tu lugar. Son expertos en localizar paciente y minuciosamente todos tus puntos débiles. Son expertos construyendo los socavones en los cuales, tú y solo tú, caerás para entrar a formar parte de su particular mundo de manipulación.

He sufrido durante más de cuatro años la tortura de convivir con un ser como el que se describe por aquí con tanta claridad. Diagnosticado de narcisismo histríonico, por unos y de "psicópata vulgaris" por otros. He conseguido, no sin gran esfuerzo por mi parte, librarme de él a tiempo y salvar la poca autoestima que había dejado en pie. No digo más que hasta logró convencerme de que el problema era yo y por tanto yo la que necesitaba una terapia urgente, a la cual acudí presa del pánico y convencida de sus observaciones. Por suerte, la terapéuta, una mujer con una formación a prueba de bombas, me pidió tener una visita junto con mi pareja. Y, apenas había hecho dos preguntas, a mi psicópata particular, cuando él se arrodilló llorando como un niño y presa de convulsiones para decir que me amaba pero que no podía comprenderme. Durante toda la sesión actuó, y sobreactuó, de manera tan flagrante que al salir de la consulta, yo estaba convencida de haber vivido con el mejor actor que la historia del cine haya dado. Como es natural, mi siguiente consulta fue para recibir por parte de la terapéuta los apoyos necesarios para librarme de su presencia. Me dijo, él sabe perfectamente cuáles son tus puntos débiles, sabe que estás dispuesta a ayudar y colaborar en todo. Sabe que lo perdonas cada vez que te ofende y/o agrede, sabe que te tiene incondicionalmente y continuará usándote siempre. Te aconsejo. Contacto cero con el psicópata. Aléjate de él y no permitas que vuelva por muchas lágrimas que derrame, por muchas promesas que haga. Así hice y aún, después de dos años alejados, continua escribiéndome misivas y tratando de recomponer lo que ha perdido. Mi respuesta, ninguna.

He recuperado la paz y la tranquilidad conmigo misma. He recuperado la sonrisa y he recuperado la autoestima que me había robado. He recuperado la piel del alma.

Muy interesante su blog, ojalá lo hubiera descubierto hace algunos años. Gracias!

gavilan dijo...

Personalmente encuentro aquí el problema, la empatía en esta sociedad parece que te lleva a sufrir mas que otra cosa , piensas en el bien común y no te llevas mas que palos y al final te ves entendiendo expresiones como que todos los musulmanes son terroristas, la cadena se rompe por el eslabón mas débil, encuentro sumamente útil esta información para reconocer los eslabones mas "débiles" y no dejar que manejen la sociedad y el mundo a su antojo particular.

gavilan dijo...

Y también me gustaría hacer una pregunta, ¿los psicópatas lloran? ¿como es posible que lloren si lo hacen?.
Gracias.

Anónimo dijo...

Claro que lloran. Lloran cuando les conviene. Es otra actuación; Si se pasan la vida actuando.
Cuando me separe del psicópata pareja, va el tipo y me manda una foto con su cara en lagrimas, diciendo que me echaba de menos. Lo que echaba de menos es a una tipa que le hace quedar bien en todas partes, que paga sus deudas, que puede maltratar sicologicamente, que en definitiva puede sacarle de todo. Le respondí que no me impresionaba nada esa foto, cuando el a mi no me ha ayudado en nada. Mas bien en momentos bien duros me ha dejado tirada con cuarenta de fiebre, para al cabo de unas horas pedirme una transferencia y al negarme yo, INSULTARME y decirme cosas bien feas. El no fue capaz de ponerse en mi lugar. Aprovecho que estaba en cama con mucha fiebre, que apenas podía moverme, PARA ATACARME POR TELÉFONO. Son malos, realmente malas personas. Cobardes, manipuladores, sin sentimientos. Actores natos.
Ahora recuerdo que la ÚNICA VEZ que le hice perder los nervios fue cuando lo llame HIJO de Pu.. .Ahí 'el' se enfureció muchísimo. Luego me entere que toda su vida el fingió con su madre. El es un tipo al que le gustan drog.., músicas, ambientes marginales, preso un par de veces. Pero siempre que iba a ver a su madre... se ponía traje ,corbata, buenos zapatos... le presentaba a su pareja del momento (eso si, las parejas presentables tenían carrera de medica, enfermera, psicóloga). Tuvo pareja prostituta, a ella seguramente no la presento a la madre.
Son camaleones totales.
Con el tiempo también he sabido que se hizo recortar los colmillos que todos tenemos en la boca, y no recuerdo que pequeña cirugía se hizo en la cara. Desde luego este es el mas grande narcisista con quien he intimado y convivido.
Así que el que me mandara una foto llorando, hizo que le viera mas toda su maldad. No tengo ningunas ganas de entablar ninguna relación amorosa; no me preocupa en absoluto en estos momentos. Lo que si me esta costando aun es OLVIDAR, las humillaciones que consentí a este tipo.
Esta gente puede, llorar, cojear, enfermar, etc....TODO, TODO, lo pueden representar SI LES CONVIENE A ELLOS. las OTRAS PERSONAS SOMOS COSAS PARA ELLOS. Lo que con ta-anta representación tienen muchos patinazos, y les podemos ver el plumero.
Gracias por la pagina

Jackie dijo...

Estoy de acuerdo con el primer comentario en un sentido ya que estos individuos son capaces de captar nuestras necesidades y vulnerabilidades y usar y aprovechar esa información para su propio beneficio pero son totalmente incapaces de ponerse en el lugar del otro en cuanto a que no pueden conmoverse con los sentimientos7sufrimientos ajenos,mi ex con quien estuve pocos meses me dejaba perpleja en ese sentido,provocaba peleas conflictos y situaciones que me hacían llorar y no se conmovía en lo mas mínimo,ahí es donde se manifiesta el DDE.

Anónimo dijo...

Yo estoy absolutamente en estado de shock porque cuanto más leo sobre este tema más empiezo a creer que he estado con un psicópata durante años.
El caso es que me he dado cabezazos intentando entender el porqué de sus actuaciones tan mentirosas y tan en contra de sus palabras. Siempre hemos tenido una unión absoluta, conversaciones interminables durante horas de la honestidad y rectitud, y de mil cosas y una relación que siempre parecía estar en la primera semana de enamoramiento mutuo (más de 8 años).
Estoy absolutamente segura que sus sentimientos por mi y su "amor" por mí no son fingidos pero según él la desesperación que le provocaba que yo nunca diera el paso final de estar totalmente juntos y tener un proyecto en común le han llevado a una serie de relaciones de doble vida con otras personas,de negación constante de lo que hacía a mis espaldas.
Tras hablar de la necesidad de no negarse a uno mismo y ser recto y sincero contigo y con el mundo, cuando se iba quedaba con la chica de turno a contarle que le gustaba mucho pero que debido a su antigua relación conmigo aun no estaba preparado para dar un paso más. Yo era la loca para ellas, la desesperada que lo buscaba y él el bueno que me apoyaba a pesar de no querer ya estar conmigo.
La primera vez que descubrí algo gorso él llevaba un año y medio con una chica (y conmigo charlando diraiamente de todo lo que he contado antes), lo descubrimos ambas por casualidad y llorando y desesperado le dijo a la chica que la habia utilizado que no sentía nada por ella y que yo era el amor de su vida.
Incapaz de creer que alguien puede salir indemne psicologicamente de eso al cabo del tiempo lo perdoné y apenas dos años años despues he sido consciente de que ha repetido con puntos y comas esa actuación, lo hemos vuelto a descubrir y nuevamente llorando le ha dicho a la chica ante su estupor que ese año no había significdo nada y que la culpa en definitiva es mía por no haber querido estar bien con el desde el principio.
Esto desesperada y bloqueada y a pesar de tantas mierdas estoy deseando verlo y que me diga que todo es mentira, que me convenza, quiero creer que el chico que yo conozco existe y se esconde en algun lugar de su interior...
Me estoy planteando seriamente que soy su complementario, y me da miedo no poder salir de esto y caer otra vez. Nunca pensé dar el perfil, licenciada y con la cabeza bien amueblada (¡esas cosas le pasan a las tontas con relaciones superficiales que no se compenetran ni se comunican con su pareja! pensaba yo.
Gracias a todos, os seguiré leyendo, así al menos evito descolgar el teléfono y llamarlo.

Anónimo dijo...

Es un infierno. Yo no termino de conseguirlo

Anónimo dijo...

Hola, he leído todo esto, creo que estoy con alguien asi, no estoy segura aun, pero tengo miedo.

xinita46 dijo...

Me parece tan interesante todo lo que he leído en esta página. Los comentarios son esclarecedores pero me asalta una única duda, ¿qué esperanza queda al psicópata/narcisista? ¿tiene solución o es una configuración física inmutable?