¡Bienvenid@!

Tal vez usted es de aquellas personas que siendo niños -o aun de adulto- ha vivido en una familia de padres narcisistas [Ver más explicación]; o quizás es de aquellas personas que tiene o ha tenido en su vida (familia, trabajo, lugar de estudio, etc.) un encuentro o relación con un psicópata o un narcisista, un psicópata "compensado" o un sociópata violento [Ver más explicación]. Si usted intuye que es de alguna de aquellas personas, entonces ha llegado al lugar correcto.


Este blog le proveerá con información y links. Recolectaremos artículos que reflejan de mejor forma la historia y el estado del conocimiento de estos temas, así como material de investigación que esperamos sea útil en algunos asuntos que hasta ahora han permanecido en la oscuridad.


Este blog es la creación de un grupo de sobrevivientes, algunos de los cuales son profesionales en las áreas de la medicina, pero tenemos las intenciones de permanecer anónimos. No nos consideramos profesionales en psicología. Nuestra única intención es compartir nuestra investigación. Este blog no es acerca de nosotros, sino más bien, acerca de usted.


¿Es usted un sobreviviente de un encuentro o relación con un psicópata o narcisista? Está todavía esclavizado, comprometido en la lucha de vida o muerte?


Hay una salida.


Esperamos poder compartir con usted algunos de los secretos de escapar y sanar, de hacerse libres de esas características que hacen a los seres humanos normales víctimas ideales de personas con anomalías psicológicas que merodean nuestra sociedad; monstruos entre nosotros.


Una vez sabiendo lo que son, cuáles son sus debilidades y sus fortalezas, las técnicas que utilizan para paralizarle y drenarle de energía, una vez que sepa que no está loco/a y que sobre todo, no está solo/a, puede comenzar el proceso de vivir otra vez. ¡La mejor venganza es una vida buena y plenamente vivida!


Todo comienza con conocimiento; usted puede saber la Verdad, y la Verdad le hará libre.


http://psicopatia-narcisismo.blogspot.com/

NOTA IMPORTANTE: El equipo de este blog no necesariamente comparte ni promueve los puntos de vista y opiniones expresados en los artículos o comentarios publicados en este espacio. Nuestra única intención es compartir nuestra investigación y alentar a nuestros lectores a que también se informen acerca de los temas tratados, que lean sobre el tema en otras fuentes, y que busquen a un terapeuta si lo consideran necesario. Del mismo modo, nuestras opiniones no son más que eso, y rogamos no las tomen como un consejo profesional. Nada puede suplantarlo. Somos simples ciudadanos interesados en este tema, y no pretendemos tener todas las respuestas. Las estamos buscando, como muchos de ustedes. Para más información, los invitamos a leer Carta para nuestros lectores: próximos artículos

miércoles, 5 de septiembre de 2007

Psicópatas de andar por casa

Hay padres psicópatas, jefes psicópatas, maridos psicópatas, políticos psicópatas, empresarios psicópatas, compañeros de trabajo psicópatas... La mayoría de ellos jamás pisará una cárcel, jamás cometerá delito alguno. «Pero engañarán, manipularan y arruinarán las finanzas y las vidas de los que tengan la mala suerte o la imprudencia de asociarse personal o profesionalmente con ellos», sostiene Vicente Garrido.


...siga leyendo haciendo un click en el título...


El asesino del juego del rol, el chico que mató a su padre de un disparo de ballesta, el que acabó con sus progenitores y su hermana empuñando una katana... Jóvenes, aparentemente normales, que un día dieron rienda suelta al psicópata que llevaban dentro. I. y R. también parecían dos adolescentes más. Hasta que [...], según han confesado ellas mismas, acabaron a puñaladas con la vida de Clara.

«Tras cometer el crimen, las chicas se cambiaron de ropa y salieron de copas. Ese comportamiento encaja perfectamente con el del psicópata integrado», opina Vicente Garrido Genovés, psicólogo criminalista, profesor de la Universidad de Valencia, autor de El psicópata. Un camaleón en la sociedad actual (Editorial Algar) y uno de los mayores expertos mundiales en la materia.

«Y, desgraciadamente, todo indica que cada vez vamos a ver más actos de este tipo», añade.

Según cálculos de la Organización Mundial de la Salud, el 2% de la población padece este trastorno. Dicho de otro modo: en España se cuentan un millón de psicópatas. «Y detectados por la Justicia sólo hay unos 10.000 sujetos», asegura Vicente Garrido.


En realidad las cifras serían muy superiores, empinándose al 6% de la población (mundial). Pero no queremos interrumpir el artículo, así que al final de éste haremos algunas acotaciones sobre los porcentajes (tema no menor).


Y si únicamente 10.000 psicópatas están fichados... ¿Dónde están los 990.000 restantes?

Por todas partes.


Hay padres psicópatas, jefes psicópatas, maridos psicópatas, políticos psicópatas, empresarios psicópatas, compañeros de trabajo psicópatas... La mayoría de ellos jamás pisará una cárcel, jamás cometerá delito alguno. «Pero engañarán, manipularan y arruinarán las finanzas y las vidas de los que tengan la mala suerte o la imprudencia de asociarse personal o profesionalmente con ellos», sostiene Vicente Garrido.

No se trata sólo de que anden por ahí, de que haya personas biológicamente predispuestas a desarrollar este tipo de comportamientos. «En la sociedad actual, la psicopatía encuentra un caldo de cultivo favorable», indica Garrido. «En la medida en la que el medio social incluya creencias y valores que contribuyan al desarrollo de comportamientos insolidarios y egocéntricos, la psicopatía se extenderá y afectará cada vez a más sujetos», sentencia el experto.

La verdad: todo indica que nuestro mundo es cada vez más psicótico. «En particular, las organizaciones y las empresas constituyen un foro privilegiado para el peculiar modo de actuar que tienen los psicópatas», sostiene Garrido. Alguien con mucha habilidad de manipulación, inteligente y sin ningún reparo en tergiversar los hechos puede subir muy deprisa en el organigrama de una compañía actual. Y la descripción de ese alguien se ajusta como anillo al dedo a la de un psicópata.

Por haber, hay hasta niños psicópatas. Luis, por ejemplo, es un mozalbete de 16 años que tiene a sus padres absolutamente aterrorizados. El chico es un pequeño tirano que, en cuanto alguien osa contradecirle, en cuanto alguien se atreve a llevarle la contraria, se desboca fuera de sí: la emprende a patadas con los muebles, se lía a gritar, lanza objetos contra las paredes...

Sus padres, para evitar follones, han ido cediendo a sus exigencias. Pero Luis parece no tener límite: quiere cada vez más dinero, más ropa de marca, más flexibilidad en los horarios... Ha llegado a levantarle la mano a su madre y, por supuesto, se niega en redondo a visitar a un psicólogo. Sus padres sí que han ido. Y están aún más asustados que al principio: les han dicho que Luis podría mostrar rasgos psicopáticos...

«Es muy importante que los padres aprendan a detectar este fenómeno, ya que una educación especializada puede, al menos, paliar las manifestaciones más graves de su desarrollo», se puede leer en El psicópata. Un camaleón en la sociedad actual. «Si el joven cuenta con un ambiente propicio, tendrá más oportunidades para eludir el lado cruel de su psicopatía. Aunque, desde luego, seguirá siendo una persona de trato muy difícil, seguirá abusando de la confianza de los demás y tendrá mil problemas para vincularse afectivamente con alguien».

Los pequeños psicópatas se muestranpersistentemente egocéntricos, inflexibles ante sus exigencias frente a los padres o a los demás. Y si no se salen con la suya, tienen ataques de rabia.

Mienten casi desde el mismo momento en que aprenden a hablar. Alguien les ha robado el dinero del bocadillo, su hermano mayor les ha quitado tal cosa... Y son capaces de chantajear, de robar, de amenazar para lograr ventajas, de enredar a los demás.

Son esos niños que, cuando sus padres les recriminan por quitarle el juguete a un compañero de colegio, cuando se les dice: «¿No comprendes que tu amigo se va a poner a llorar? ¿Cómo te sentirías tú si alguien te cogiera tu coche favorito?», no entienden realmente lo que se les quiere decir.

¿Por qué tendría que importarles a ellos lo que sienten los demás? Ellos son psicópatas.

¿Qué hacer para detectar a un pequeño psicópata?

Este es un test para saber si un chaval de entre siete y 14 años puede presentar síntomas de psicopatía. Se incluye en el libro El psicópata, de Vicente Garrido.

¿Diría usted que su hijo, habitualmente...?

1 Alardea de modo ostensible de sus logros.

2 Se enoja cuando se le corrige.

3 Piensa que él es más importante que los demás.

4 Actúa sin pensar.

5 Culpa a otros de sus propios errores.

6 Molesta a otras personas o se burla de ellas.

7 Se mete en situaciones de mucho riesgo o peligro.

8 Comete actos ilegales.

9 No mantiene amistades.

10 Se aburre fácilmente.

11 Se despreocupa por su rendimiento en la escuela.

12 No se siente culpable o malo por algo que ha hecho.

13 Tiene emociones superficiales, como forzadas.

14 No muestra emociones.

15 Actúa de forma amable, pero sin que parezca sincero.

16 No se preocupa por los sentimientos de los demás.


Los primeros 10 puntos son típicos de chicos que se implican en actos antisociales. La mayoría de estos niños no desarrollarán una psicopatía: dependiendo de su conducta y del apoyo que encuentren en su vida, serán capaces de integrarse en la sociedad o, al contrario, serán clientes habituales.

Pero cuando a esos 10 primeros criterios se unen los seis restantes, hay muchas posibilidades de que podamos identificar al niño como un claro candidato a la psicopatía. Estos seis puntos incluyen lo que podríamos denominar el núcleo de la personalidad psicopática: falta de sentimiento de culpa, insensibilidad emocional y despreocupación por el bienestar de los otros.

Los primerios 10 criterios (de impulsividad e irresponsabilidad) no han de ir necesariamente unidos con los segundos (referidos a la dureza emocional) Dicho de otro modo: muchos de los niños que muestran impulsividad e irresponsabilidad no presentan aspectos de dureza emocional (al menos, no de un modo intenso), pero la mayoría de los que presentan dureza emocional muestran también una conducta impulsiva e irresponsable.

Si sospecha que su hijo muestra rasgos psicóticos, puede contactar con Vicente Garrido en su e-mail

(vicente.garrido@uv.es) o través de su editorial (Alger. Apartado de correos 225. Alzira, Valencia).

No sudan, no parpadean, no se les acelera el corazón

Imagínese el siguiente experimento: usted está cómodamente sentado y tiene instalados en sus dedos dos electrodos. Escucha un sonido cualquiera, neutral, por espacio de 10 segundos. E, inmediatamente después, recibe una descarga eléctrica. La secuencia se repite varias veces. Lógicamente, llegará un momento en el que usted sentirá ansiedad cuando escuche ese sonido neutral. Debido a la acción de las glándulas sudoríparas, la velocidad de la respuesta eléctrica de su piel aumentará a medida que usted sienta miedo.

Pues bien, la investigación es concluyente; los psicópatas experimentan mucho menos miedo que el resto de los mortales.

Y no es sólo que no suden. También se sabe que ante estímulos amenazantes o dañinos, el ritmo cardíaco aumenta. Tras exponer a psicópatas y no psicópatas a una situación en la que esperaban una descarga eléctrica después de una cuenta atrás (10, 9, 8, 7...) se comprobó lo siguiente: los psicópatas disminuían la tasa cardíaca. Esto es: trataban el estímulo doloroso como si fuera algo simplemente interesante; lo que hacían era protegerse del dolor, desconectar de la ansiedad que se asocia con la amenaza de la descarga.

Más pruebas de su dureza. Se coge a un grupo de personas y se les pasa una serie de diapositivas, unas agradables (bonitos amaneceres, verdes prados...) y otras desagradables (personas mostrando dolor, catástrofes). Una persona normal parpadeará mucho ante las imágenes desagradables, y mucho menos ante las agradables. Sin embargo, los psicópatas parpadean lo mismo frente a unas que frente a otras, lo que sugiere que, para ellos, ambas imágenes tienen un valor emocional muy parecido.

[Fuente: Irene Hdez. Velasco,
El Mundo]

Como decíamos al interrumpir el relato del artículo, en realidad el porcentaje de psicópatas podría ser mucho mayor al 2% que cita este artículo.

Andrew M. Lobaczewski, autor del libro "Ponerología Política", en el cual se plantea la magnitud de la amenaza de la psicopatía para la sociedad, señala que la psicopatía de base alcanzaría el 0,05% de la población. A ello, le debemos sumar el 1,15% que Lobaczewski indica como "no identificables" por no haber demostrado "ninguna patología abiertamente identificable", pero que si podrían ser considerados dentro de las características de la psicopatía del doctor Robert D. Hare (autor de "Psicopatía y Desorden Antisocial de la Personalidad", entre otros).

A estos dos porcentajes, es necesario sumarle el 4% que la doctora Martha Stout (autora de "El Vecino Psicópata", entre otros) declara como de la población que a menudo presenta un “desorden mental no detectado, cuyo síntoma principal es que la persona no posee consciencia alguna. Él/ella no tiene ninguna capacidad para sentir vergüenza, culpa o remordimiento… Pueden hacer literalmente cualquier cosa sin sentir culpa en lo absoluto”.

En suma, estamos hablando de un porcentaje de 5,65% de la población que padece de esta patología. Porcentaje muy cercano al 6% que Lobaczewski ha identificado bajo el término de "Transpersonificación" o desintegración de la personalidad, diagnóstico que está muy unido al de psicopatía.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

De acuerdo, estan en todas partes, y el coste emocional es terrible para la gente de su alrededor, pero una cuestión que viene a mi mente permanentente es, ¿son enfermos o son malas personas? es decir ¿no pueden evitar ser como son (la fábula de la rana y el escorpión)o bien pueden decidir y son así porque deciden serlo?
Lo que pregunto es ¿tienen responsabilidad de sus actos? ¿Son o no son conscientes de las consecuencias y el daño que pueden causar?

navegante dijo...

Los psicópatas son así por naturaleza, "malas personas". No pueden evitar ser como son, como un gato no puede evitar juguetear con un ratón para que éste sufra, o como no puede evitar matar y comerse el ratón.

Para ellos no existe tal cosa como consecuencias y daño a otros por sus acciones, si las hay, no les importa en lo absoluto, salvo que puedan sacar un provecho propio o emular emociones para manipular y ganar la simpatía de otros.

Tal vez las otras entradas de psicopatía aclaren mejor esta inquietud. Es una muy buena inquietud y representa un bloqueo para muchos quienes proyectan sus propios sentimientos a alguien que simple y sencillamente no posee dichos sentimientos de empatía y conciencia.

Saludos y gracias por la inquietud!

Anónimo dijo...

Por casualidad llegó a mis manos un libro de Anais Nin,uno de sus diarios, me pareció que lo que contaba encaja con el comportamiento de alguien que padece un trastorno narcisista y en algunas ocasiones me arriesgaría a decir el modo de pensar de un psicópata pero no soy experto. Me gustaría saber su opinión si es posible. Gracias

HiddenLandscape dijo...

Me duele que tratéis a todos los psicópatas por igual, como malas personas.

Hasta lo que sé, aunque los demás no lo sepan, encajo casi perfectamente en el perfil de psicópata.

Pero soy consciente de ello y, de alguna manera, me gustaría cambiar esta actitud, aunque descozco cómo hacerlo

He conseguido estar casi un año con la psicopatía "suavizada", no dañiña*, pero desde hace unos días algunos hechos han desencadenado otra vez esto y no creo que sea capaz de cambiar. Aún así, me gustaría saber que puedo hacer.

Creo realmente que soy uno y lo escribo aquí porque dudo que algún ser de mi alrededor pueda leerlo y traerme problemas.

*Quiero aclarar que "la actitud no dañiña" realmente es una modificación del modus operandi que sigue dañando, aunque yo me mienta creyendo que lo estoy haciendo bien.

Anónimo dijo...

Para "HiddenLandscape":

No creo que seas un psicópata, declaras 16 años... si eso es cierto, seguramente eres un adolescente con actitudes psicopáticas, que no es lo mismo.

Puedes leer "la adolescencia normal" de A. Aberasturi, para interiorizarte en el tema.

Comienza a leer algo… para tener libros favoritos hay que leer alguno niño!

Anónimo dijo...

si eres un psicopata te puedo asegurara que no estarias aqui sino riendote del mundo y d ela vida, quiza sea otra patologia

Anónimo dijo...

Los psicópatas se hacen pasar por víctimas.

Aunque no todos/as ellas, hay algunos que lo expresan claramente.
Los psicópatas siempre recomiendan a los demás lo que deben hacer "ellos/as son los que saben". Una superioridad aparente.

Son los psicópatas los que tratan por igual a los demás (como sus cosas).

HiddenLandscape dijo...

Perdonad, ése día mi cerebro no andaba lúcido (ahora mismo tampoco) por razones privadas.

Soy un pequeño amasijo de trastornos más o menos comunes nacidos por una bonita mezcla de genética e infancia traumática sin más.

HiddenLandscape dijo...

Ah, Anónimo, no entiendo por qué crees que no he leído libros, pues leo bastante.

mafe dijo...

El Origen de todas estas enfermedades o como se llame no sera la falta de DIOS en una sociedad secular, materialista, caprichosa a mis deseos y relativista?????

Cuando se conoce a Dios se tiene conciencia, amor al projimo, servicio a los demas, alegria,renuncia a si mismo y desprendimiento a todo.Lo que leo aqui es contrario a lo de DIOS.

Thomas Kinsella dijo...

Por favor, mafe, no vendas basura.

Anónimo dijo...

Tengo un hermano, que ya adulto ha cometido aberraciones indescriptibles, puede ser considerado como un psicópata narcisista una persona que se crió, educó, en una familia de 5 hermanos, con preferencias, con la verdad absoluta, agresivo ante cualquier enfrentamiento, despúes de la muerte de mi padre, culpó a mi madre de su muerte y la abandonó desde el funeral, victimizandose, se rodea de personas que culturalmente son menos que él, que materialmente tiene menos que él, como hermana siempre sufrí sus agresiones, y supremacía, ahora porque estoy junto a mi madre me acusa en todo su entorno de interesada, le escribe a mi madre largas cartas insultantes e injuriosas, le manda fotografías de él y mi padre, que tan peligroso puede resultar esta personalidad. Gracias por sus comentarios.

Anónimo dijo...

anonimo: hola creo q estoy viviendo con un sicopata no tiene consciencia de sus acciones cree q es bello y se cree superior es arrogante me es infiel y cuando le pregunte lo q significaban unos mensajes de amor q le envio a otra a otra mujer puso cara de loco me apreto la mano y me dijo q con quien el estaba durmiendo con migo o con ella mirandome fijamente a la cara cuando yo lo retenia poniendome en el medio para q no se fuera y me explicarase molesto y sin gritar me reclamo porq lo moleste si el estaba tomando con sus amigos y no le importo q me dolio lo q hizo y esta como si no me ha echo nada y cuando me ve llorar me pone de mongolica y se molesta quisiera saber si el es un sicopata o el es malo de naturaleza

jhonloke dijo...

hola: mi hijo le gusta hablar mal de mi a unos puntos que la hermana de mi mujer me acusa de maltrato y lo nuevo es que le enseño pornografia por el ordenador tiene 8 años no se sabe ya ni cuando dice la verdad creo que habeces ni el mismo lo sabe es sabiendo al maximo aparte tu lo miras y es como muy afeminado y niño chico ademas es de lagrima facil y te suele atacar por la espalda siempre habla mal por ejemplo por que la tia sulla se dio cuenta que le inbitaba a cosas k si hamburguesa pizza y tal por ejemplo le regañas y pone pucherito o se queda mirando hasiente con la cabeza y ya esta cuando dejas de hablar como si no pasase nada se pone a jugar y ya esta siempre hace las mismas cosas comer con la boca habierta miente se aprobecha del hermano pidiendo cosas atrabes de el y tal y le encanta hacer el niño chico tanto que si lo olles parece uno o se tira a suelo y otra cosa que observado que para hablar con el hermano a lo mejor le dice no se cualquier chumina pone gesto de afeminado total y le da unas tortas pero casi como muy flojillas mas parece una acaricia tambien ve cuando los dos estamos de acuerdo en algo hempieza agritar y a gritar claro a mi me preocupa por que quien lo escuche los vecinos pueden pensar cualquier cosa y no podemos meter en un lio ¿que puedo hacer? mi correo es jos4cruz@hotmail.com

Xpresos dijo...

quien escribio este blog no tiene idea de lo que es un psicopata, de hecho creo que corto y pego de otras paginas sin leer, un psicopata es un ser que no tiene ningun tipo de sentimiento hacia otros seres vivo, segun he oido ni siquiera son capaz de llorar sentimentalmente, muchos de los casos que muestra este ignorante son trastornos de conducta, esquizofrenia, trastorno de doble personalidad, trastornos bipolares, y mas que desconozco, ahora debo explicar que las conductas violentas o desagradables no son psicopaticas, las conductas psicopaticas son mas bien alguien que se aprovecha de nosotros e intenta que no nos demos cuenta, como un politico engañoso, un policia arruina vidas, y bueno muy seguramente el mas popular de cada banda de colegas. A un psicopata no le importa tu amistad (busca mangonear), no busca amor (busca sexo). Freud decia q todos nuestros actos intentaban llegar al sexo, los psicopatas son un tipo de mutacion o evolucion propensa a conseguir el sexo sin iplicaciones sentimentales. Una teoria, que seria del mundo si todos supieramos que todos somos psicopatas, seria mas facil sacar en la tele una masacre de los militares a cualqiera explicando que reducen un 5% la pobreza, seguramente la guerra seria continua asta q solo quedase una pareja personas que no se matarian solo para obtener sexo.